¿Cómo ganar dinero con las apuestas deportivas en 2021?

En ocasiones podemos leer que las apuestas deportivas se están convirtiendo en una vía alternativa de ingresos para cada vez más usuarios y jugadores. Es por ello que algunos se preguntan si es posible vivir de ello y hacer de las apuestas deportivas un trabajo o inversión. La realidad, es bien distinta.

El azar siempre está presente

Hay un factor que siempre está presente en las apuestas deportivas – el azar. A diferencia de otras inversiones como la bolsa o inversiones inmobiliarias, por ejemplo, en las apuestas deportivas online hay algunos factores que no dependen de nosotros, y de ahí su complejidad.

¿Cuántas veces hemos visto a un equipo humilde dar la sorpresa en el Santiago Bernabéu o en el Camp Nou? ¿Es que acaso el Real Madrid o Barcelona no es infinitamente superior al Leganés, Getafe o Eibar? La respuesta es sí, pero el fútbol no es una ciencia exacta y también depende de la suerte. Un penalti, un mal día, una lesión de tu jugador estrella, un error arbitral…

Son muchos los factores que intervienen en un partido de fútbol y que pueden afectar a las ganancias de nuestras apuestas.

Las casas de apuestas también tienen sus propios límites

A diferencia de otros sectores o mercados, en las apuestas deportivas hay ciertas limitaciones. Es cierto que hay muchísimas casas de apuestas deportivas para ganar dinero, pero cada una de ellas tiene unos límites que no podemos controlar ni modificar.

No es posible apostar por ejemplo 100.000€ al gol de Cristiano Ronaldo, ni 6.000€ a la Tercera División. Las casas nos ofrecen unos límites, marcando el máximo de ganancias que podemos obtener. Además, hay una práctica muy común hoy en día que son las limitaciones personales a los usuarios que obtienen beneficios en una determinada bookie.

No todo son beneficios, también hay gastos

Vivir de las apuestas deportivas parece a priori algo muy fácil y sencillo leyendo algunas páginas web o artículos de periódicos, pero no es oro todo lo que reluce. Nadie duda que es posible ganar algún dinero con apuestas deportivas, pero también hay muchos gastos que deben tenerse en cuenta a la hora de plantearse las apuestas como una inversión. Principalmente podemos hablar de dos: Hacienda y los Tipsters.

Como todo beneficio, debemos declarar y tributar por las ganancias obtenidas. El sector de las apuestas no está reconocido como una profesión, por lo que su tributación es elevada y se asemeja a los premios de lotería o concursos.

Por otro lado, todo tipster que genera beneficios pasa a convertirse en tipster “Premium” o de pago, es decir, cobrar por sus pronósticos. Haciendo una cartera de tipsters tendremos unos gastos mensuales que debemos asumir y tener en cuenta si queremos contar con los mejores pronosticadores y los más fiables.

Las malas rachas también existen, las emociones juegan un papel fundamental

Saber controlar las emociones y tener la cabeza fría en situaciones complejas son sin duda los dos aspectos básicos de las apuestas deportivas por internet. Por muy seguro que parezca un pronóstico, o muy bueno que sea un tipster, el factor azar hace que las malas rachas existan y sean incontrolables.

¿Es que acaso los mejores equipos o futbolistas del mundo no tienen malas rachas? En las apuestas ocurre lo mismo. La única solución es tener claro el camino a seguir y no dejarse llevar por las emociones, y en ningún caso apostar con la única motivación de recuperar las eventuales pérdidas.

Apostar con responsabilidad es lo más importante, así como ser consciente de que, aunque parezca fácil ganar dinero, no lo es.  Por ello en Legalbet recomendamos entender las apuestas como un hobby más, cuyo principal finalidad sea nuestra diversión y entretenimiento, estudiando bien cada tipster o pronóstico a seguir, y teniendo siempre claro cuánto dinero destinar a las apuestas deportivas, siendo conscientes que se puede perder.

Considerar las apuestas deportivas como una inversión o un trabajo es una decisión personal de cada uno, pero como toda inversión, tiene sus riesgos. Como hemos mencionado, estas apuestas dependen del azar y la suerte y en ningún caso pueden garantizarnos una ganancia o beneficios determinados, por ello lo más recomendable es jugar únicamente por entretenimiento, destinando a las apuestas una cantidad de dinero que no nos suponga ningún perjuicio económico y que, en el peor de los casos, podamos estar dispuestos a perder.

Previous: Casas de apuestas más fiables Siguiente: ¿Son seguras las casas de apuestas sin licencia?