Sugerencia: escribe el símbolo "@" antes del nombre del usuario para poder encontrarlo
Cancelar

¿Son seguras las casas de apuestas sin licencia?

Cuando uno se mete en el mundo de las apuestas, suele hacerlo por lo que más cerca le queda. La realidad del mercado español es que las casas más utilizadas por el apostador medio son aquellas que más se publicitan en televisión, radio o internet, o aquellas que ofrecen locales físicos más frecuentemente. Pero, ¿son las mejores?

5d14dc161ac7e_1561648150.jpg

Pues, en parte sí. Y, en parte, no.

En parte son las mejores porque son las que más fácil nos lo ponen para poder empezar a apostar. Normalmente, quien empieza en el mundillo comete un millón de errores que no permiten ver si realmente la diferencia entre unas y otras es suficiente como para hablar de mejores o peores, así que vamos a pensar en una persona que se ha pasado meses leyendo y que incluso haya hecho probaturas sin invertir dinero para ver si controla mínimamente lo que hace.

Pero, en parte, no son las mejores ni de lejos: peores cuotas fruto de un bajísimo payout, límites a ganadores, información compartida entre casas…

Sin embargo, este lado negativo no se hace tan visible cuando empiezas, porque no te van a limitar tan rápidamente ni vas a ser consciente del asunto del payout hasta que no investigues un poco más.

Y, aquí, es donde entran las casas sin licencia española. Esas casas más “profesionales” a las que curiosamente, se las conoce como asiáticas, tienen sede en países como Curazao (Pinnacle), Filipinas (SBOBet), Costa Rica (5Dimes), … y, por supuesto, no cuentan con licencia de juego en España. Traducido: no es legal que un ciudadano español apueste en ellas de forma directa.

Debemos saber que no sólo no es legal jugar en ellas para cualquier español, es que tampoco estamos protegidos en caso de que suceda algo que nos perjudique. Jugando en las bookies españolas, pese a tener muchas cosas en contra, podemos denunciar e intentar alguna acción legal que nos acabe reportando el beneficio merecido, pero si nos aventuramos en las “asiáticas”, no podremos hacer absolutamente nada.

Ahora bien: ¿es seguro apostar en las conocidas asiáticas? Desde la experiencia personal de mucha gente, podríamos decir que sí. Casi nunca se han tenido problemas ni con ingresos ni con retiradas, quizá como mucho algún procedimiento tarde más de lo habitual, pero las cifras terminan siendo claras.

Se requiere, eso sí, un nivel de inglés suficiente para entenderte con los intermediarios y poder “discutir” con ellos si fuera necesario, pero nada que incluso con google translator (herramienta que, me temo, más de uno de ellos utiliza) no se pueda solucionar.

5d14dcf6b1cdb_1561648374.jpg

Sin embargo, hay que ser conscientes de las limitaciones de cada uno. Entrar en Asia requiere un bank considerablemente superior al que necesitaríamos en España, así que no vale eso de meto hoy 50€, me los juego y si los pierdo ya meteré más el finde que viene.

Asia es un reducto para los apostadores de caza mayor, esos que piensan en el largo plazo y no en cantar verdazos, esos que saben que van a fallar, perfectamente, la mitad de las apuestas que coloquen.

Sobre cómo entrar, hay mil páginas que cuentan la metodología y forma de hacerlo. Pero hay que tener claro que si decidimos dar el paso, entramos en un vacío legal donde nadie nos respalda y, aunque el riesgo sea mínimo, no seremos nosotros quienes nos estemos jugando el dinero, dado que la cuenta en la bookie se habrá creado bajo el nombre de un desconocido de otra nacionalidad.

Sin embargo, pese a no estar a nuestro nombre, debemos saber que las cantidades ganadas deberán ser declaradas de la forma pertinente. De nuevo, sobre el tema hay mil páginas y webs que cuentan cómo tributar correctamente los ingresos generados por este método.

Debemos declarar sobre el beneficio de las apuestas deportivas en todas las casas de apuestas. No te pierdas nuestra guía sobre cómo tributan las apuestas deportivas.

Como resumen, recordad que no sois vosotros quienes jugáis el dinero realmente, pero es vuestra responsabilidad.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. 
Más información
Aceptar