La épica batalla en la Premier League por entrar en Europa

Suelen colocarse grandes focos sobre los líderes, los campeones y demás equipos que pelean directamente por los títulos. Evidentemente, tiene toda su lógica y para nada es algo surrealista hacerlo. Pero este año en la Premier League hay (por suerte) vida más allá. En la frontera que separa las islas británicas con el fútbol europeo. Entre la cuarta y la sexta plaza, más concretamente. Un contexto europeo viendo la clasificación que, en mitad de una tormenta social y política llamada Brexit, hace que todo adquiera cierto romanticismo.


5c584d0d40666_1549290765.jpg


Ahí se encuentran, se localizan, se subrayan tres equipos que van a tener que pelear seriamente en los próximos meses para poder celebrar estar la próxima temporada en Europa, ya sea en Champions League o en Europa League. Y gran culpa de ello lo tiene un Manchester United imparable desde el adiós de Jose Mourinho. El ritmo y dinámica de resultados de los de Old Trafford es espléndida y parece que han creído tanto en el nuevo camino a seguir que aspiran muy alto.


Para empezar, su resurrección deportiva ya se ha cobrado la primera víctima (temporal ahora, quién sabe si definitiva dentro de un tiempo). Una víctima que con Wenger, con Emery, sigue ofreciendo los mismos síntomas del que tropieza una y otra vez con la misma piedra año tras año. Se trata de un Arsenal que ya ha visto cómo el Manchester United les ha sobrepasado en la clasificación y les ha hecho cerrar la 25ª jornada fuera de puestos europeos. Y ahora, sí, problemas para los del Norte de Londres. El Chelsea está firmando una irregularidad que evidentemente no tranquiliza en Stamford Bridge, pero de momento siguen cuartos, en puestos de Champions League y en sus manos está ser uno de los cuatro privilegiados que canten victoria en tonos europeos la próxima temporada.


Entre la cuarta plaza (Chelsea) y la sexta (Arsenal) hay 3 puntos. La diferencia entre estar en Europa, o no, se limita a un partido. Una derrota, un tropiezo, y varios aciertos rivales pueden hacer que las cosas cambien de forma extraordinaria. Y todo ello en un contexto deportivo que, evidentemente, exige al máximo, que ofrecerá grandes partidos y también duelos directos para unos puestos europeos que este año parecen tener un precio alto.


Y en todo esto, un Manchester United que llega embalado. Los de Solsjkaer parecen imparables, los de Sarri se muestran irregulares, pero es el conjunto de Emery el que parece tener más debilidades, sobre todo en grandes citas. Es decir, la cuarta plaza de Champions y la plaza de Europa League van a ser dos grandes premios en juego en próximas semanas de una Premier League que refleja varias batallas. El título con Liverpool y Manchester City como principales candidatos, con un Tottenham que va a querer esperar en la sombra, las plazas europeas y el descenso.


5c584da7177c8_1549290919.jpeg


La zona europea parecía más relajada hasta la explosión de un Manchester United que todavía busca rivales que le paren. Su crecimiento en el último mes y medio ha sido una de las noticias más destacadas de la Premier League. Los Red Devils llegaron a estar a 8 puntos de Europa League y Champions League, y ahora, tras una épica reacción están a tan sólo 2 puntos. Es decir, a menos de un partido de conseguir un premio que parecía perdido hace dos meses y que ahora, a base de una racha de imbatibilidad que ya dura 9 partidos seguidos, de los cuáles 8 han sido victorias y sólo el Burnley ha conseguido conseguir puntuar, logrando un empate.


El Tottenham se distanció de Chelsea y Arsenal, y ahora tanto Blues como Gunners se han encontrado un nuevo invitado a la fiesta europea que llega lanzado hacia los puestos de Champions League. Ya puede apreciarse en el horizonte un final de temporada espectacular por ver cuál será definitivamente el equipo que será capaz de clasificarse en los dos campeonatos europeos y, del mismo modo, quién será la víctima que finalmente vea el torneo continental la próxima temporada desde el televisor.


Artículo realizado por Esteban Gómez (@mirondo9)