Ludopatía

¿Qué es la ludopatía?

La ludopatía o adicción patológica a los juegos de azar es una alteración progresiva del comportamiento mediante la que la persona experimenta una necesidad incontrolable de jugar, independientemente de las consecuencias negativas que pudieran producirse.

Se trata de una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud, clasificada dentro de los trastornos de los hábitos y del control de los impulsos.

Síntomas

Los principales signos que podrían indicar un caso de juego patológico son los siguientes:

  • Problemas económicos: Gasto de grandes cantidades de dinero o préstamos a familiares o amigos, en los que en ocasiones el individuo podría llegar a justificar con mentiras.
  • Cambios en la personalidad: el individuo podría llegar a sufrir cambios en su conducta habitual como irritabilidad, trastornos de ansiedad o depresión, etc.
  • Problemas en su vida social o laboral: el individuo cada vez dedica más su vida al juego, descuidando sus relaciones sociales o familiares, así como su vida laboral.

Recuerda que el tratamiento de un problema de ludopatía siempre debe realizarse acudiendo a profesionales especializados para recibir el diagnóstico correcto. Además, también es posible contactar con asociaciones como la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) para obtener ayuda.

Prevención

El juego es una forma de entretenimiento socialmente aceptado y que forma parte de nuestra vida cotidiana que debe llevarse a cabo siempre de una forma responsable y segura. 

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de prevenir la ludopatía es conocer el límite entre el juego sano como una actividad de ocio y diversión, y el juego patológico. Para ello es fundamental la información y la comunicación, así como el fomento del juego responsable.

El juego responsable es una actividad de entretenimiento que consiste en una elección racional e informada de las opciones de juego, teniendo siempre en cuenta las circunstancias personales del jugador para que esto no se convierta en un problema.

Estos son algunos consejos para jugar con responsabilidad:

  • Jugar siempre por diversión. En ningún caso para evadir problemas personales o por dinero.
  • No tratar de recuperar las pérdidas de forma inmediata.
  • No pedir dinero prestado para jugar.
  • Establece un límite de tiempo y dinero para dedicar al juego.

Siguiendo estas pautas conseguiremos que nuestro juego sea una actividad de ocio totalmente segura y divertida que nunca llegue a interferir en nuestra vida laboral o familiar.

Previous: Juego responsable Siguiente: Casas de apuestas seguras