Tres nombres para impulsar el nuevo proyecto de la Roma

 En la parte ‘giallorossa’ de la capital de Italia este verano está sucediendo una revolución. Tras la última temporada en la que acabó Ranieri como interino se están cambiando varias cosas importantes. Llegó Paulo Fonseca procedente del Shakhtar Donetsk pero han salido, o van a salir, piezas importantes. Empezando por Manolas (su mejor defensa central que se marchó al Napoli) siguiendo por el adiós de su capitán De Rossi (al cual la dirigencia no quiso renovar) y por último Edin Dzeko que salvo sorpresa final acabará jugando en el Inter. Además, también se ha permutado de portero: ha llegado Pau López tras la horrible temporada del sueco Olsen bajo palos.

5d3883bd5adef_1563984829.jpg

Será la primera temporada en cinco años en las la Roma no jugará ni siquiera rondas preliminares de Champions League y esto sin duda está condicionando el mercado. Para reemplazar a Manolas ha llegado el defensa de Atalanta Gianluca Mancini, en el lateral derecho se ha comprado a Spinazzola de la Juventus (sacrificando al joven Luca Pellegrini en una extraña operación), para el medio se ha buscado un jugador de toque como Jordan Veretout (procedente de la Fiorentina) y un joven con físico sin hueco en el Napoli: Amadou Diawara. Cinco nombres, ninguno de gran cartel, que refuerzan el equipo pero que no ilusionan.

Falta apenas un mes para que dé comienzo la Serie A 2019/2020 y parece que falta ese gran fichaje que active las esperanzas del club capitalino. Y sobre esto el nuevo director deportivo Petrachi maneja tres futbolistas con renombre: Gonzalo Higuaín, Suso y Toby Alderweireld. Comprar a esta terna quiere decir gastar al menos 100M€ además de subir bastante el gasto en sueldos de la plantilla pero son operaciones en las que se está negociando para que salgan al menor precio posible.

5d388341b5c38_1563984705.png

*Foto: Gazzetta dello Sport de hoy

El más accesible es el defensa del Tottenham cuya cláusula de rescisión es de 28 millones de euros aunque caduca este jueves y esto facilita las cosas bastante. La fórmula estudiada por Higuaín prevé una cesión (por 9 millones de euros) y la próxima temporada pagar 27M€ por su compra. Por último, Suso también tiene un requisito de 40M€ aunque aquí también se puede negociar con la venta de Nzonzi u otras maniobras que pueden satisfacer a los dirigentes ‘rossoneri’. Considerando que hasta la fecha la Roma ya ha gastado 120M€ en los cinco traspasos citados anteriormente, parece complicado encontrar otros cien. Veremos qué fórmulas se inventan en Trigoria para hacer creer a los suyos que este proyecto ha sufrido una revolución para estar entre los mejores de la próxima Serie A.