Ramos iguala el Clásico

El capitán del Real Madrid iguala un clásico que no destacó por su vistosidad, el equipo blanco mantiene los 6 puntos de ventaja.
 


Volvió a suceder, se repitió la historia, Sergio Ramos puso las tablas en el marcador en el minuto 90, y como no, de cabeza. El capitán del Real Madrid se destapa como goleador en las grandes citas, en las dos finales de Copa de Europa, en la Supercopa ante el Sevilla y ahora en el clásico.

El primer tiempo dejó patente el respeto que se tienen ambos equipos, el Madrid trataba de cazar al Barça al contragolpe, mientras que los de Luís Enrique no eran capaces de encontrar su mejor versión, no conseguían dominar mediante la posesión y romper las sólidas líneas del Real Madrid. No tenía ideas, el Barça abusaba de lo que no nos tiene acostumbrados, de balones largos que poco hacían brillar a Messi, Suárez y Neymar. El primer tiempo acabó como empezó, más allá de polémicas hubo pocas acciones que comentar en el descanso.

La segunda parte empezó igual, tímidos ataques, todo cambio cuando entró Andrés Iniesta, el Camp Nou recibió con una ovación cerrada al que sabían que era capaz de desequilibrar la contienda. Así fue, Iniesta movió el balón y volvió a sacar a la luz la versión más reconocible del Barça. De la mano de Andrés ellos azulgrana estaban cómodos en el campo, el Barça consiguió adelantarse de la forma menos esperada, a balón parado, Luís Suárez cazó un balón en el área y lo mandó al fondo de la portería de Keylor Navas.

El Madrid se veía muerto y apuró todas sus balas, en muchas de ellas falló, hasta que toco el turno de la más certera, la de Sergio Ramos, el central de Camas volvió a aparecer cuando más lo necesitaban, y como no de cabeza. 1-1 y la liga sigue a seis puntos.