Leroy Sané: la estrella olvidada

Uno se pone a analizar este Manchester City y pronto se da cuenta de que está ante un proyecto grandes magnitudes. A nivel deportivo, a nivel económico, a nivel futbolístico. Un equipo que juega en otro nivel institucional. Pero el texto de hoy irá orientado a su plantilla, al potencial de sus jugadores, a la enorme calidad que se localizan entre sus filas, y sobre todo a una ausencia que todavía no ha jugado esta temporada, que está desaparecida.

5e41a5a1c12eb_1581360545.pngHablemos de Leroy Sané. El futbolista alemán se lesionó de gravedad hace meses y está fuera de la dinámica del equipo. Podríamos decir, directamente, que incluso para muchos ha dejado de ser jugador del equipo. Primero, por su lesión. Segundo, porque desde verano se lleva hablando de que quiere salir del equipo. Tercero, porque a raíz de los rumores su futuro se ha relacionado muy directamente con el Bayern de Múnich. Si uno suma todos los puntos anteriores da la sensación de que Sané está más fuera que dentro.

Sin embargo, no. Sané sigue siendo jugador del Manchester City y su vuelta a los terrenos de juego parece muy cerca ya que está en la última fase de su recuperación. De hecho, se habla que podría ser una de las grandes novedades en la eliminatoria de Champions contra el Real Madrid, lo que evidencia que su estado de forma está cerca de dar por finiquitada su importante lesión. Tener ritmo competitivo será otro punto a analizar, pero su vuelta parece cercana.



Entonces, la pregunta. ¿Cómo es verdaderamente el potencial de este Manchester City que no ha notado una importante ausencia como la de Leroy Sané? Quizás no hayan firmado la mejor temporada liguera de su historia, pero argumentar la imponente campaña del Liverpool a la ausencia del jugón alemán sería cuanto menos curioso, por no decir ridículo. Pero en su base sí esconde una realidad consistente que se traduciría en un problema en cualquier otro equipo del mundo prácticamente. Que una de tus estrellas no juegue puede ser un problema. Más cuando su ausencia es tan prolongada en el tiempo.

En este Manchester City, no. ¿No está Sané? Seguramente no haya supuesto una baja vital para Guardiola cuando llega a entrenar al espectacular complejo deportivo del club Citizen y tiene a su disposición a jugadores como Kevin De Bruyne, Riyad Mahrez, David Silva o Bernardo Silva. De hecho, viendo y teniendo en cuenta el esquema usado por Pep, incluso puede ser considerado una cosa positiva, ya que supone 'un problema menos' a la hora de hacer las alineaciones. Suelen jugar 3 de ellos, y siempre queda uno fuera, suplente. Si a esta enorme calidad se le suma una recuperación, un refuerzo más, las opciones de magia en los Sky Blues se magnifican, se reproducen, pero al mismo tiempo se traducen en más dudas para Guardiola.

A priori, Leroy Sané no debería ser titular de primeras. Primero, por su ritmo de competición (está en pretemporada, mientras que sus compañeros están a años luz de él). Segundo, porque tiene una enorme competencia que sólo un argumento como la perfección (de dudosa existencia) le valdría para anteponerse a sus compañeros.

La única realidad es que pronto vuelve Sané. Vuelve un auténtico jugadorazo. Y vuelve sin haberse notado prácticamente. La increíble realidad que vive este Manchester City, donde perder a un futbolista de primer nivel mundial no tiene graves consecuencias, sino que incluso puede provocar algún quebradero de cabeza menos para el entrenador.

Ahora, dos dudas: ¿volverá a su mejor nivel? ¿Jugará la próxima temporada en el Manchester City?