Sugerencia: escribe el símbolo "@" antes del nombre del usuario para poder encontrarlo
Cancelar

Apuestas con Hándicap Asiático. ¿Qué es el hándicap asiático?

El hándicap asiático es una modalidad de hándicap que tiene la peculiaridad de que tiene la opción de que sea nulo. Ofrecido por la mayoría de casas de apuestas, es el más popular en las apuestas deportivas, sobretodo en el fútbol.

Su funcionamiento es complejo pero a la vez sencillo de entender y de aplicar. Se trata de un hándicap de dos opciones (a diferencia del europeo, que tiene tres opciones), donde el empate no está contemplado. Consiste en restar o sumar una determinada cantidad de goles al resultado de un partido. Vamos a explicarlo. 

El primer tipo de hándicap asiático es el de medio gol. Hándicap asiático +0.5, -0.5, +1.5, -1.5, etc. Es similar al hándicap europeo: se resta o se suma medio gol (o 1.5 goles) al resultado del partido. Si por ejemplo apostamos al Barcelona -0.5, el FC Barcelona partirá con una desventaja de 0.5 goles: tendrá que ganar el partido para que nuestra apuesta sea acertada. Si por otro lado apostamos al hándicap +0,5, se sumarán 0.5 goles al resultado de nuestro equipo. La victoria o cualquier empate será suficiente para acertar la apuesta. Con hándicaps más largos (1.5, 2.5, etc) sería lo mismo. 

El segundo tipo de hándicap es de gol entero. Es decir, apostando a un gol exacto. Por ejemplo, el hándicap +0 es lo mismo que la apuesta de empate no valido. En este caso estaríamos apostando a la victoria del equipo en cuestión, aunque en caso de empate nuestra apuesta sería nula. Otro ejemplo sería un hándicaop +1 o -1 asiático, donde estaríamos sumando o restando un gol al resultado del partido. Si apostamos por el -1 y nuestro equipo gana por sólo 1 gol, la apuesta sería nula. Si gana de dos o más, a apuesta es acertada. 

El tercer tipo de hándicap es el mixto, donde se combinan los dos mencionados anteriormente. Por ejemplo un hándicap +0.25 o -0.25, es una combinación del hándicap +0 y -0.5 (o +0.5). En este caso la mitad de la apuesta irá a cada hándicap: mitad al +0 y mitad al +0.5 o -0.5. Si apostamos por el hándicap -0.25 de un equipo, en caso de empate media apuesta (-0.5) sería fallada y la otra media (+0) nula. Si apostamos por el +0.25, media (+0.5) sería acertada y media (+0) nula. 

Otro ejemplo de este tercer hándicap sería el +1.25 o -1.25, donde la mitad iría al +1 (o -1) y a otra mitad al +1.25 (o -1.25). 

Las opciones son infinitas y las ventajas también, ya que hay muchas combinaciones posibles para asegurar más o menos, con opción de que la apuesta sea nula total o parcialmente.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. 
Más información
Aceptar