Unos tan bien y otros... (Parte I)

Con algo más de un 20% de Liga disputado, aprovechamos el parón de Selecciones para hacer un pequeño resumen de cómo llega cada equipo a esta fecha y cuáles son sus aspiraciones actuales para el resto de temporada.


thumb_5bbdcd86a852f_1539165574.jpg


20.- Huesca: tras empezar con una buena victoria en casa del Eibar, parecía que LaLiga iba a ser una especie de paseo para un Huesca que maravillaba con su juego tan divertido y ofensivo. 7 partidos más tarde, Leo Franco es destituido porque, de 21 puntos posibles, sólo han sumado 2 a los 3 puntos iniciales que obtuvieron. La realidad es que el Huesca naufraga en un mar de alineaciones extrañas, banquillazos para sus mejores jugadores y una serie de bandazos que les ha abocado a ocupar el farolillo rojo. Tienen mimbres para jugar a algo más y sacar algún partido adelante, pero la dirección deportiva hasta la fecha les ha perjudicado mucho. Esperemos que el nuevo que venga lo haga mejor, porque si no su sitio al final del año será la Segunda División.


19.- Rayo Vallecano: con media plantilla cerrada tras los 2 primeros partidos de Liga, era lógico esperar que el inicio competitivo les fuera a costar. El problema es que no están arrancando todavía y las esperanzas, todas puestas en un R.D.T. que no termina de despegar, se están disipando. Problemas con el estadio les hicieron anular el duelo contra el Athletic Club y es una bala en la recámara que podrán gastar, pues les tocará medirse al equipo vasco con más rodaje y puede que les arañen algún punto, pero es de esos equipos que no juega mal pero que les cuesta horrores sumar puntos. Es verdad que la competición está muy apretadita y aún es pronto, pero más les vale ponerse a hacer los deberes de una vez por todas o van a llegar a Mayo muy justitos.


18.- Leganés: quién te ha visto y quién te ve. La lista de delanteros y hombres de ataque que tiene el conjunto pepinero debería ser suficiente para poder vivir con holgura, pero lo están haciendo horriblemente mal. Sin una dirección técnica firme y dando bandazos con un centro del campo que aburre a las piedras, la realidad es que Mauricio Pellegrino está en la cuerda floja. No creo que si no hay un cambio de efecto, el técnico argentino pueda comerse los turrones en Butarque, porque los rivales no esperan. Uno más para la lista de la salvación in extremis…


17.- Athletic Club: una de las grandes sorpresas si te guías sólo por el nombre. Lo cierto es que el año pasado ya no tenían equipo y se salvaron porque hubo mucha gente que lo hizo peor, pero parece que este año estarán más cerca del vagón de cola. Sin juego, sin defensa y sin hombregol, el Athletic es el típico equipo que sólo compite contra Madrid y Barsa (2 empates cosechados), pero que en cuanto te llega el Villarreal te mete 3 en tu casa y tu público ovaciona sus acciones, o que llega el derbi vasco más importante y el baño que les pega la Real es chiquito. Lo peor de todo es que no tienen mercado al que acudir y, parece, tampoco tienen cantera de la que tirar. Futuro negro para el Athletic que, parece, sólo se salvará si hay 3 peores.


5bbdd2151949f_1539166741.jpg


16.- Villarreal: inicio desastroso el de un Villarreal con muchísimo más juego que resultados. Gerard Moreno no marca goles y se han de sostener con los que rascan Ekambi y Bacca. Por atrás, dudas en una defensa que parecen madres, problemas de creación de juego y desconexión. Calleja cada vez tiene menos crédito y se suma a la lista de entrenadores en el punto de mira, tanto por su afición como por su directiva. La semana postparón supone la visita del Atlético, el duelo europeo contra el Rapid, e irse a Mendi. Son 3 partidos difíciles que podrían suponer la estocada final a un Calleja que no encuentra soluciones y parece haber entrado en barrena. Pinta a año de transición, con un papel mediocre en Europa si no mejoran rápido y a pasar la temporada de Liga sin pena ni gloria. Papeleta complicada la que han de manejar los del Submarino…


15.- Girona: ese Girona del año pasado que tanto nos gustaba, cuyo fútbol nos enamoraba y que tenía jugadores que todos se rifaban, ha muerto. El Girona de Eusebio no se parece en absoluto, pasando por un cambio de sistema (eso de “lo que funciona no lo toques” debe ser que algunos no lo conocen). Lo único que parece seguir al mismo nivel es un Stuani que parece desatado, marcando todo lo que toca. Portu no es el mismo, alicaído, quizá pensando más en por qué el Sevilla no puso toda la carne en el asador por él. Borja García tampoco está rindiendo al 100%. Y, sin duda, lo peor del Girona está en la fragilidad defensiva que están mostrando, cosa que el año pasado no tenía lugar en el conjunto de Machín. Complicado lo que le espera a un Girona que el año pasado coqueteó con Europa y este año andará luchando por no descender.


14.- Getafe: Bordalás sigue a lo suyo. Un esquema férreo, con un juego vertical y con gran facilidad para la destrucción del del rival. Sin embargo, este Getafe parece algo menos “duro” en el buen sentido de la palabra. 7 goles encajados en 8 encuentros no es propio de un Getafe que solía tener una defensa de las de verdad, de centrales feos que meten miedo y de meter la pierna cuando hay que meterla. La falta de gol no está ayudando, y es que Ángel anda algo despistado, Molina no anda fino y Mata está despegando todavía. Tan sólo 6 goles a favor. Sólo ha marcado menos el Betis. Parece que este año no van a pasarlo tan holgadamente como el curso anterior, así que mejor que se pongan las pilas cuanto antes, sobre todo en materia ofensiva.


5bbdcffcd7287_1539166204.jpg


13.- Valencia: qué difícil es la vida cuando tienes competición europea. El año pasado, el Valencia fue un espejismo que se ha estampado de repente contra la realidad. Es muy fácil competir de tú a tú con los grandes cuando ellos juegan domingo-miércoles-domingo y tú tienes 7 días para preparar los partidos. Si encima, tu “estrella” no anda fino, el jugador más técnico anda de pretemporada y se te lesiona con tocarlo y Parejo anda fuera de sitio, normal ver al Valencia en el puesto en el que está. Si el jugador que debe salvar al Valencia de Marcelino ha de ser Gameiro, mejor que vayan preparándose en Mestalla para pasarlo mal.


12.- Eibar: éticamente, pedirle más a un equipo sito en una población de poco más de 27 mil habitantes, es injusto. Sin embargo, los de Mendilibar nos tienen bastante mal acostumbrados. Verle en la duodécima posición extraña cuando solían realizar un arranque liguero espectacular para vivir de rentas el resto de la temporada. Parece que este año viven más al día a día con un Orellana ausente, un Sergi Enrich sin demasiada puntería y la ausencia de un Pedro León al que se espera como agua de Mayo. Luego está el tema de MendiliVAR, que anda más centrado en quejarse de la nueva herramienta arbitral que de dirigir bien a sus jugadores. 


11.- Levante: la montaña rusa de la temporada. Un inicio brutal en el Villamarín, la bajada a los infiernos posterior sólo matizada por el punto obtenido en el derbi y, ahora, de nuevo, un buen repunte. En Levante viven en un sube-y-baja continuo no apto para cardíacos. Con un fútbol de difícil definición, una defensa de risa y la puntería bien afinadita, lo cierto es que ver un partido del Levante no es perder el tiempo. Entretener, te entretienes, eso seguro. Sin embargo, Paco López no tiene todo el crédito de la temporada anterior y ya ha habido voces críticas con su gestión. De momento, ve los toros desde la barrera, pero más les vale ponerse las pilas, porque la temporada es larga y con golpes de fortuna no se llega demasiado lejos.