Milan: después de Correa, reforzar la defensa

La llegada de Ángel Correa al conjunto entrenado por Giampaolo es un hecho. La reunión entre dirigentes ha dado sus frutos y el conjunto italiano está dispuesto a desembolsar cerca de 50 millones de euros por el extremo rosarino. La venta de André Silva al Monaco ha dejado en las arcas de la entidad 30 millones de euros lo que va a permitir renovar a uno de los socios de Piatek. Ahora seguramente deberá salir también otro delantero: Patrick Cutrone ya tiene varias novias en Premier League.

5d36bfbeb6a6f_1563869118.png

La incógnita queda en como encajará el argentino en el nuevo sistema de juego que a priori prevé más participación por dentro, sobre todo si lo comparamos con Gattuso. Las primeras llegadas de Bennacer y Krunic hacen pensar que se trabaja para ser superior en la zona más poblada del campo. Eso sí, falta el salto de calidad que podría aportar el belga Praet aunque parece un objetivo que tardará algo más.

Y es que los ojos de Paolo Maldini y Zvonimir Boban ahora se han centrado en mejorar la pareja de centrales formada por Caldara y Romagnoli. Si fallan uno de los dos, las alternativas bajan bastante el nivel y por ello hay varios nombres que se manejan en estos días. El primero es el uno de los nuevos fichajes de la Juventus: el turco Merih Demiral. Los ‘bianconeri’ han pagado hace apenas unas semanas 18 millones de euros por él y quizá podrían acceder a una cesión sin opción de compra pero en la capital de la Lombardía quieren poder tener una pequeña opción de adquisición.

Para entender mejor esta estrategia de reforzar la zaga hay que sumergirse en el actual problema de Mattia Caldara. La promesa de Atalanta no podrá volver a los terrenos de juego hasta octubre-noviembre después de la rotura del ligamento cruzado. Pero no solo eso, habría que valorar bien en qué nivel puede volver a competir ya que el año pasado solo ha sumado 155 minutos. Por tanto, se necesita un defensa de garantías para el inicio de temporada y quizá toca buscar un plan ‘B’. A día de hoy otro nombre que se baraja es el de Dejan Lovren (30 años) al cual el Liverpool busca dar salida y que costaría 20 millones de euros.

Y en medio de esto toca aligerar más la plantilla. Ya hemos hablado de Cutrone pero el siguiente de la lista es el extremo español Suso. La Roma podría desembolsar 40 millones de euros que podrían dar estabilidad a la situación económica actual del Milan. Otros que pueden salir son Kessie y el suizo Ricardo Rodríguez (que perderá el sitio de titular por la llegada de Theo Hernández). Ya avanzó días atrás Maldini que habrá que tener paciencia con el mercado de fichajes este año en vía Aldo Rossi, veremos si la llegada de Correa acelera las cosas.