La guerra Adidas-Puma evita la ayuda de la Juve al Notts County

Uno de los clubes más antiguos del mundo está en peligro acechado por una grave crisis financiera. El Notts County está tan asfixiado por las deudas que se han visto obligados a pedir al campeón italiano restituir el favor que les hicieron hace 116 años: el envío de camisetas que acabaría determinando la identidad del equipo con más ligas de Italia. Dicho de otra manera, el origen de porqué la Juventus se convirtió en los ‘bianconeri’.

5d401e6516f91_1564483173.jpg

Era 1903 cuando el club de Turín jugaba con una camisa rosa y con una pajarita negra. Un uniforme improvisado por estudiantes desde su fundación en 1897. Pasó el tiempo y los uniformes se fueron desgastando hasta el punto que había que solicitar nuevos y de ello se encargó el ingles Tom Savage (uno de los jugadores-dirigentes de la época). En aquel tiempo para poder disponer de nuevo material se necesitaba un presupuesto inalcanzable para una sociedad aún en creación, contratar a un sastre que diseñara equipaciones para toda la plantilla era una utopía así que había que aprovechar los contactos y Savage llamó a sus colegas ingleses.

Pero, ¿cómo se paso del rosa a los nuevos colores? Las indumentarias viejas estaban tan desgastadas que el tinte se había perdido prácticamente por completo y por eso Thomas en la búsqueda de algo similar encontró en su ex-equipo, el Notts County, un ‘bianconero’ que le inspiró. La pajarita negra sobre un blanco desteñido daría paso a las rayas verticales tan identificativas del conjunto de Turín. Así nacía la nueva identidad de la ‘Signora’.

5d401e378391e_1564483127.jpg

Este fue el inicio de la amistad anglo-italiana que ha perdurado con los años. Desde aquel pedido, la Juve ha vestido siempre a rayas blancas y negras y desde Turín siempre han tenido muy claro su origen. De hecho, los de las Midlands fueron los rivales en la inauguración del Stadium en 2011 demostrando que la hermandad centenaria aún continua. Un siglo después los que están en problemas son los ingleses y por ello han requerido el intercambio del favor ya que las 250 mil libras de débito les impiden comprar nuevas camisetas.

El club que ahora milita en la quinta división inglesa, y por tanto fuera del profesionalismo, ha realizado una petición oficial “solicitando de vuelta el favor realizado 116 años atrás”. Un gesto al cual los italianos han respondido sin dudarlo. El envío con las camisetas estaba listo pero por culpa de la guerra comercial entre marcas no se ha podido cumplir. El Notts County tiene un acuerdo con Puma mientras que los italianos visten Adidas: las dos marcas alemanas tienen una guerra comercial durísima y los primeros no permiten que uno de ‘sus conjuntos’ vista de su mayor competencia.  El posicionamiento en la contienda del ‘merchandising’ ha evitado que se complete un gesto solidaridad entre dos sociedades amigas. ¿Y ahora qué? Pues en Nottingham esperan que la venta del club a unos empresarios daneses (Alexander e Christoffer Reedtz) puedan solucionar la situación para poder continuar siendo uno de los equipos más antiguos del mundo.