Guía de La Liga 2019/2020: Análisis de todos los equipos (Parte II)

Vamos con la segunda parte de la Previa de La Liga 2019/2020, que se prevé apasionante y con un salto cualitativo importante.

5d4bd631d3058_1565251121.png

Levante: tras haber sido capaces de mantener el grueso inicial del equipo y continuar las cesiones de Borja Mayoral y Vezo, este último ya adquirido en propiedad, el Levante intentará apuntalar su permanencia en Primera alguna jornada antes que en el curso pasado. Jugadores como Duarte, Hernani, Melero, Miramón, Sergio León o Carlos Clerc llegan para suplir las ausencias de algunos habituales como Jason o Róber Pier, además de otorgarle algo más de fondo de armario. Principal objetivo: evitar el descenso lo antes posible y asegurar la permanencia otro curso más.

Mallorca: verano muy movido el que ha tenido lugar en la isla balear a la que vuelve la Primera División este año. Con más de 20 movimientos y habiéndose gastado casi 4 millones de euros en reforzar la plantilla, buscarán pelearle la plaza a alguno de los 17 que consiguieron mantener la categoría la primavera pasada. Con incorporaciones destinadas a ser importantes como Valjent, Budimir o Agbenyenu, buscarán suplir la salida de gente como Estupiñán. La salvación sería todo un logro para el equipo bermellón.

Osasuna: no sólo ha sido el mejor de los que ascienden de segunda sino que parece haber sido el que mejor se ha ido reforzando, incluyendo algunos de los que se salvaron por los pelos en Primera el curso pasado. Incorporaciones como las del Chimy Ávila, Estupiñán, Brasanac o Adrián López llegan para darle un salto de calidad al equipo navarro. Es arriesgado posicionarse en exceso sobre el tema, pero podría partir desde un escaloncito por encima con respecto a equipos que mantuvieron la categoría, pero no han sido capaces de mejorar su plantilla durante el mercado estival. Aún pendientes de alguna perla sin espacio en equipos grandes que pudiera redondear el once, desde Pamplona podrían disfrutar de una buena temporada.

Real Betis: son muchos los flecos pendientes todavía desde la sede verdiblanca sevillana, pero el equipo que dirigirá Rubi no tiene mala pinta. Las bajas de Sergio León, Jesé, Álex Alegría, Pau López, Tosca, Brasanac, Inui o Boudebouz no afectan tanto al equipo como sí lo hace la partida de Junior Firpo al Barcelona. Sin embargo, la adquisición en propiedad de un Lo Celso que podría salir para poder financiar la llegada de otros jugadores junto con Fekir, Juanmi, Dani Martín o Pedraza, ofrecen un once muy atractivo a falta de la perla final que podría ser Borja Iglesias. La lucha por Europa será su objetivo para esta temporada.

Real Madrid: difícil analizar el verano madridista. Desprenderse de jugadores “menores” como Llorente, Kovacic, Raúl de Tomás, Reguilón, Ceballos o Vallejo y que, además, suenen nombres como Isco o James para abandonar el club, hacen difícil entender las pocas incorporaciones. Y es que el Madrid ha desembolsado más de 300 millones en un Hazarz pasado de peso y 4 jugadores que no apuntan a titulares como son Militao, Jovic, Mendy y Rodrygo. Obviamente, lucharán por las 3 competiciones, pero a menos que se refuercen bien este último tramo de mercado van a seguir echando de menos los 50 goles que les ofrecía un Cristiano Ronaldo al que todavía se aprovecha cualquier oportunidad para pedir su regreso.

Real Sociedad: las partidas de Juanmi y Sandro debilitan una ya de por sí tocada ofensiva txuri-urdina, pero con Portu y Odegaard podrían tener cubiertas dichas ausencias. Poco movimiento desde Donosti en un verano donde apenas han gastado, pero han conseguido mantener el grueso del equipo. Luchar por Europa podría ser un buen objetivo, aunque si la irregularidad del curso pasado se mantiene se va a convertir en una empresa complicada.

Real Valladolid: como en todos los equipos de la zona baja, el verano ha sido movidito para el conjunto de Ronaldo. La retirada de Borja Fernández y la partida de gente como Gontán, Daniele Verde, Cop o Yoel suponen golpes de diferente magnitud, puesto que unos eran imprescindibles, pero otros meros actores secundarios. Las incorporaciones, eso sí, parecen encaminadas a reforzar seriamente al equipo, otorgándoles profundidad de plantilla. Jugadores como Sandro llegan para ser titulares, o al menos ese es su rol en el principio de temporada, pero casi todas las incorporaciones apuntan a partir desde el banquillo, merced en parte a que han conseguido mantener el 90% de la alineación.

Sevilla: pese al gran ajetreo que han tenido en las oficinas del Pizjuán con casi 40 movimientos, las ausencias parecen superar en calidad las incorporaciones. Mercado, André Silva, Muriel, Promes o Sarabia tendrán que ser sustituidos por Koundé, Reguilón, Fernando Reges, Jordan, Óliver Torres, Ocampos o De Jong. Casi 67 millones invertidos y no parecen haber mejorado su once inicial tipo. Hace falta un salto de calidad para el equipo hispalense que les asegure algún que otro gol más pero, lo que de verdad les hace falta, es una planificación adecuada, dado que a todas luces, la idea de Machín no fue aplicada correctamente a la plantilla que le dieron. Veremos si con Julen Lopetegui, la dinámica es otra. Peleará por la cuarta plaza de UCL con el siguiente equipo.

Valencia: si los problemas administrativos del Valencia, con idas y venidas entre directivos, no eran suficientes, en el tema deportivo no van demasiado mejor. Se han desprendido de Santi Mina para adquirir en propiedad a un Maxi Gómez que podría acabar como única referencia ofensiva si Rodrigo Moreno se termina yendo del club ché, como todo parece indicar. El resto de incorporaciones, salvo un extraño trueque Cillessen-Neto entre las porterías del Valencia y Barsa, parecen ir a rellenar un banquillo que no daba demasiadas confianzas en los partidos de rotación.

Villarreal: todo parece indicar que no veremos un Villarreal como el del año pasado, dando pena por los campos de España y sufriendo casi hasta el final por mantener la categoría. Sin embargo, las pérdidas de ciertos jugadores, como Fornals o Pedraza deberán ser suplidas con las incorporaciones de Alberto Moreno, Albiol, Rubén Peña o Moi Gómez, cuatro jugadores que apuntan a titulares desde el principio. ¿Mejorarán el equipo de la 18-19? Es una incógnita. Lo cierto es que el equipo parece tener algo más de profundidad, pero con alguna que otra apuesta personal por parte del entrenador y, francamente, les sigue faltando pegada. Sufrirán, pero posiblemente la UEL sea un objetivo más que asequible.