El futuro de Federico Chiesa

El joven italiano más determinante del momento medita su futuro en estos días. La estrella de Italia sub21, que luego no pudo pasar de la fase de grupos tras sucumbir contra Polonia, es un deseo para los grandes equipos de Italia y de Europa. La capacidad de hacer daño a las defensas rivales y el desequilibrio que logra por banda con apenas 21 años hacen que para la Florentina sea tremendamente difícilmente retenerlo en este mercado de fichajes.

5d30234445267_1563435844.png

Federico en estos días ha empezado la pretemporada con el conjunto ‘viola’ en Chicago, alejado de los titulares y las noticias que le sitúan en Juventus o Inter. El conjunto de Montella se estrenará en la temporada 19/20 contra los Chivas de Guadalajara y no se espera rebelión por parte del joven delantero, es decir, debería disputar minutos y ser la referencia arriba para sus compañeros.

Aunque lo verdaderamente decisivo será la reunión que deberá tener el jugador con el nuevo propietario del club, el Italo-americano Rocco Commisso. El patrón ha declarado en varias ocasiones que su estrella es intransferible y que no se van a sentar con nadie para escuchar ofertas. Pero las cosas pueden ir de forma diferente si el futbolista pidiese oficialmente a su jefe salir del Florencia. Lo poco que se ha filtrado es que Chiesa no tiene ninguna intención de renovar su contrato (el actual tiene caducidad en 2022) para subir su sueldo de 1.7 millones de euros por temporada.

Días atrás su preparador Vincenzo Montella en rueda de prensa ha abierto una pequeña puerta a que ocurra cualquier cosa y de postre para crear algo más de nerviosismo en sus seguidores en estos días de ‘calciomercato’: “Todavía tengo que escuchar una decisión formal de su parte, pero si no hay pruebas de lo contrario, es un jugador de la Fiorentina”.

Veremos si de verdad estamos ante la semana decisiva para aclarar el futuro de Federico Chiesa y si empujará para salir del club de la misma forma que ya lo está haciendo su compañero Jordan Veretout. Y mientras, a la espera se encuentra la Juventus con su director deportivo Fabio Paratici quien meses atrás en una entrevista a ‘Gazzetta dello sport’ confesó que es uno de los futbolistas que más le atraen en el panorama actual. Si finalmente acaba saliendo Douglas Costa puede ser un recambio perfecto para el 4-3-3 de Sarri, además se reuniría con Federico Bernardeschi (formado en la Fiore). Sin embargo históricamente la rivalidad entre el equipo de Florencia y los ‘bianconeri’ es muy alta desde que les robasen a Roberto Baggio y la gente de la ciudad le declararía como traidor de inmediato si acaba tomando ese camino.

Por otro lado el Inter con Marotta también está al acecho y el estímulo de mejorar con Antonio Conte en el banquillo y ser compañero de otros jóvenes italianos en crecimiento como Sensi o Barella puede decantar la balanza. No será una resolución fácil pero lo que es seguro su padre Enrico (ex futbolista de varios equipos de Serie A y de la selección) acabará aconsejando en un paso muy importante en la carrera de su hijo.