Cómo analizar los partidos de fútbol: consejos y trucos

Cuando se trata del éxito en las apuestas, dejar el menor margen al azar es fundamental. Por ello hay que analizar concienzudamente los partidos antes de decantarse por una opción o por otra. Pese a todo, estudiar el juego y los resultados previos de los equipos no nos garantizarán nada, pero ayuda a evitar pronósticos equivocados que de primera mano pudieran parecernos más interesantes de lo que realmente eran.

Por ejemplo, uno de los primeros errores que se suele cometer es el exceso de confianza por el nombre del equipo. No hay que olvidar que, equipos como Madrid, Barcelona, Manchester City, Liverpool, Juve, PSG o Bayern, también pierden. A parte, estos clubes pueden arrastrar malas rachas de juego, cosechando victorias por la mínima o de “casualidad” o con lesiones de jugadores importantes. Así que, analizar cómo están jugando, si los resultados son consecuencia del juego o si todos sus jugadores estarán disponibles, minimiza mucho los márgenes de error.

Pero, ¿qué más errores pueden cometerse?

La importancia de la motivación

En el fútbol, las ganas de ganar lo son todo. Si el partido no es relevante para el torneo que se disputa (una sexta jornada de UCL donde el grupo ya está definido en su totalidad, partidos de Liga cuando ya no hay cambios de posiciones posibles,…), apostar en ellos se vuelve mucho más complicado, porque la posibilidad de que uno de los equipos no compita al 100% modifica todos los escenarios posibles.

Ten siempre puesto un ojo en el calendario

No sólo importa el partido que se está analizando, sino los que le rodean, tanto antes como después. Si vienen de jugar un partido exigente o si dentro de 2 días se juegan media temporada, es posible que la alineación de ese equipo en el partido que analizas no vaya a ser la habitual, puesto que el entrenador dará descansos.

Controla las alineaciones

Es básico saberse las composiciones habituales de los equipos, no sólo para un partido, sino lo que sería el estándar para toda la temporada. Así, podrás saber si el entrenador está experimentando o supliendo malos momentos de algunos jugadores.

También deberás controlar qué jugadores son los primeros en ser sustituidos. Saber cuáles son los primeros cambios que el entrenador suele introducir te permitirá controlar qué revulsivos entrarán primero y de qué formas cambiarán los partidos. Aunque, claro, todo esto sobre el papel…

Evidentemente, las lesiones y las sanciones son dos aspectos básicos a controlar. Saber qué jugador habitual no podrá jugar es fundamental para saber por dónde se debilitará el equipo en cuestión.

En cuanto a los fichajes, estar al día en el mercado de invierno es también muy importante, porque un equipo en concreto puede reforzarse magistralmente o perder a su jugador clave de cara a la segunda vuelta del torneo. También es importante saber si un jugador está negociando con otro club, pues su motivación para con el conjunto actual podría verse disminuida, incluso su participación en ciertos encuentros.

Estado de forma

El estado de forma de un equipo consiste en ver su rendimiento en los últimos 5 o 10 partidos. Un análisis de estos últimos encuentros nos permite observar cómo está siendo su juego en las últimas fechas y nos permite eliminar de las ecuaciones los primeros partidos de la temporada, que a menudo quedarán tan lejos que serán poco representativos de la actualidad.

Hemos de tener en cuenta que los análisis tan cortos en el tiempo suelen corresponderse con las rachas, y estás finalmente se terminan rompiendo. Ya sean positivas o negativas, no deben polarizar nuestra opinión hasta el extremo.

Rumores, rumores…

No hay que descartar que, pese a que no tengan demasiada base, los rumores puedan aportar cierta información. Movidas entre jugadores y equipo técnico, peleas, salidas nocturnas… Los futbolistas son personas y el amarillismo también les salpica. Estar al día de todo lo que sucede en un vestuario (incluso lo que sucede una vez lo abandonan) ayuda a minimizar los riesgos de sesgo.

Árbitro

Tener también a mano las estadísticas del colegio viene bastante bien. Saber sus números de tarjetas, su forma de arbitrar y plantearnos cómo podrá dirigir el partido ayuda a saber cuántas interrupciones podría haber, así como quién se beneficiará más del nivel de permisividad del colegiado.

Así pues, son muchos los datos a tener en cuenta cuando nos ponemos a estudiar un encuentro. Una vez tengamos desarrollados nuestros porcentajes de probabilidad para cada evento, tocará compararlo con las cuotas ofrecidas por las casas de apuestas, para valorar cuál será nuestra apuesta en ese partido.

Sugerencia: escribe el símbolo "@" antes del nombre del usuario para poder encontrarlo
Cancelar