Unos tan bien y otros tan... (Parte II)

En la primera entrega, poníamos la lupa sobre los equipos que peor habían empezado la temporada. En esta segunda entrega se nos cuela algún que otro conjunto que tiene que ponerse las pilas, pero casi todos van en la línea que sus entrenadores y directivas desearían.


5bc443c293dd7_1539589058.jpg


10.- Celta de Vigo: la verdad es que en Vigo, contentos, lo que se dice contentos, no están. Con un armario de discoteca por entrenador cuyos conjuntos suelen merecer más comentarios que el juego celtiña, parece que el equipo va un poco a la deriva. Lo cierto es que tienen mimbres para hacer otra cosa con la pelota, pues sus partidos pasan por atacar muy bien cuando Aspas la coge, no generar absolutamente nada si tienen que tirar de toque, y defender como en una verbena. Tienen muchas cosas que modificar para lo que queda de temporadao veremos un cambio de entrenador en el banquillo y, quién sabe, quizá sepa vestirse mejor.


9.- Real Sociedad: con Eusebio podría obtener unos resultados u otros, pero sin duda la Real jugaba mejor. Garitano sigue dirigiendo a su equipo como si un conjunto que lucha por salvarse del descenso se tratara y realmente, el equipo vasco debería soñar con Europa, objetivo que se lograría con otro fútbol. Quizá con menos fútbol que el año pasado y con algún que otro problema en la delantera, pero los txuri-urdines siguen tirando hacia adelante, entre dudas y resultados algo mediocres. Podrían repuntar de cara a lo que se les viene de aquí en adelante, pues las piezas deberían ir acoplándose y, sobre todo, Asier debería ir conociendo mejor a sus hombres.


8.- Real Betis: ese EuroBetis que tanta ilusión despertaba, que iba a ganar la Liga y se iba a comer la UEL…pues, al cocer, mengua. La realidad es que Setién sigue haciendo su fútbol hipercombinativo que, a veces, termina en nada. Puedes dar 1500 pases en un partido que, si son horizontales y de seguridad, no vas a ganar ni a los tazos. Empezó bastante mal la temporada con ese 0-3 en casa contra el Levante y ha ido mejorando, pero mientras no veamos a Canales e Inui juntos sobre el césped, poquitas cosas van a pasar por mucho que Lo Celso se empeñe en ganar partidos él solito. Tampoco hay que olvidarse de que tener competición europea desgasta, así que ojito con dormirse en los laureles que la temporada se le puede hacer muy larga a un Betis que deberá luchar en 3 competiciones


5bc44e2ff0638_1539591727.jpg

7.- Real Valladolid: poco más puede pedir el aficionado pucelano. El equipo juega bien, suma puntos y no defrauda en cuanto a lucha. Mira la tabla y se ve en puestos europeos, prácticamente. Levanta la vista al palco y se encuentra con un Dios del fútbol hecho hombre que lleva cordones morados en sus zapatos. La vida le sonríe a un Valladolid claramente fuera de sitio y que deberá ir sufriendo una recesión en cuanto a puntos y resultados, pero que no tiene pinta de ir a ceder pronto el testigo. No se les puede pedir más a Sergio González y a sus muchachos a estas alturas de competición.


6.- Alavés: otros que andan en una nube. Con Abelardo, el Alavés ha dado un paso adelante, pues desde que el técnico asturiano cogiera las riendas del conjunto vasco el año pasado, ha firmado números para meter al equipo en UCL. Es verdad que es un espejismo y que si entrasen en Europa sería un sueño, pero el Alavés juega y convence. El Alavés hace sufrir a sus rivales. El Alavés es un equipo, en todo lo que esta palabra representa. Posiblemente sufra un bajón de ritmo que les lleve a una plaza más cercana a la mitad de la tabla, pero mientras tanto, que le quiten lo “bailao” a una afición, la de Mendi, que va a los partidos con la ilusión de “hoy, ganamos”.


5.- Espanyol: quizá sea el ejemplo más claro de que una orquesta suena mejor si el director es bueno. Con QSF se hicieron grandes cosas, pero es verdad que en sus últimos meses y con los cantos de sirena de la Premier, el equipo había perdido rendimiento. Desde que Rubi decidiera hacerse con los mandos de la nave y con el simple hecho de poner a cada jugador en su lugar, parece que las cosas van sobre ruedas. Es posible que tengan cierto problema de gol, con un “Panda” que necesita 17 para ver portería. Es posible que les falte fondo de armario, porque si un tipo de 35 tacos es titular indiscutible, algo falla. Pero ahí van. Sin hacer demasiado ruido, pasito a pasito, haciendo una de sus mejores temporadas en años.


5bc44ce12ec23_1539591393.jpg


4.- Real Madrid: en el seno del conjunto blanco hay problemas. Muchos problemas. La falta de Cristiano parecía no irse a notar ante el espejismo de que Benzema y Bale metiesen goles, pero eso ya pasó y la realidad es dura, y fría. La suerte del Madrid es que el Barsa tampoco está bien y no tiene mucho terreno perdido en Liga, pero en UCL ya la han cagado perdiendo en Moscú y no están para más deslices. Tanto es así que se ha barajado la destitución de un Julen Lopetegui que cuando fichaba por el Madrid no sabía que no contaría con Cr o Kovacic, a quien poco se nombra, pero seguro que habría suplido de perlas a un Modric ausente y cansado. Lo único bueno del arranque del Madrid es un Ceballos que juega él solito. Y no porque sea un derroche, que a veces lo es, sino porque no tiene con quién asociarse. No ha sido un buen arranque el del Madrid y si quieren engancharse al tren de la Liga, más les vale despertar de una vez por todas.


3.- Atlético de Madrid: pésimo arranque el del Cholo y sus hombrecillos, pero poco a poco han ido cogiendo ritmo y se han plantado en medio de la lucha por la Liga cuando algunos ya les daban por desahuciados. La dupla Costiezmann no termina de carburar y la defensa no es tan férrea como a Simeone le gustaría, pero gente como Rodri o Lemar están haciendo de las suyas de forma bastante habitual y con eso, y ramalazos de Correa, van tirando. Se esperaba más del Atlético al que se le va pidiendo en función de lo que va creciendo económicamente, pero es posible que una vez se ajuste el equipo a los cambios, quizá algo más ofensivo que antaño, empiece a funcionar de otra manera.


5bc44d5703174_1539591511.jpg


2.- Barcelona: la vida sigue igual para Valverde. Las rotaciones no le salen, Suárez no está fino y depende todo de Messi. Coutinho a veces demuestra que es el mejor del Mundo en lo suyo, pero gente como Rakitic, Busquets o Piqué están para el arrastre. El problema defensivo que tiene el Barsa, que roba mucho menos y defiende casi con tullidos, es muy serio. Sin embargo, ahí siguen, soportando los golpes encajados como la derrota en Butarque. Van tirando puntos por la borda tras haberse enfrentado a rivales de poca monta y, cuando les llegue el Tourmalet que supondrá Octubre-Noviembre para ellos, pueden pasar cositas. Valverde está siendo muy cuestionado y no puede jugar siempre con los mismos “once cabrones”.


1.- Sevilla: empezaron la temporada 1 mes antes que los demás, llegaba Machín con un sistema nuevo bajo el brazo y había que adaptarse a él, muchos cambios en la plantilla y fichajes que no se cerraba a última hora. Nada era fácil para el Sevilla. Pero, ahí están. Jugando bien, metiendo goles y ganando partidos. No se le puede poner un pero a un equipo que, objetivamente, no tiene plantilla para estar donde está, pero que mientras la fiesta dure, que alguien se atreva a decirles algo o a echarles del puesto que ocupan.