Motivos para la esperanza en el Valencia

(Análisis 19 Septiembre: ¿Qué le ocurre al Valencia esta temporada?)


España es un país de extremos. Las cosas son blancas o negras. Es de día o es de noche. Hace frío o calor. Y en el fútbol, como en la vida, los equipos están bien o mal. No existen equipos regulares. Si no pelean por los objetivos marcados, no cumplen. Si pelean por ellos, cumplen las expectativas y, entonces, están bien. Es así de sencillo de entender, aunque claro está, no es justo.


5bc71261313aa_1539773025.jpg


El Valencia es un claro ejemplo. Uno mira la clasificación, descubre la gran inversión veraniega hecha desde la capital del Turia, y las críticas no tardan en aparecer. Y puede haber un hilo de lógica en todo ello, pero una mentira repetida mil veces (pese a que mediáticamente acabe siendo asimilida como verdad) sigue siendo una mentira. Y le está ocurriendo al conjunto de Marcelino.


En Mestalla saben que su equipo no está peleando con los grandes por los puestos europeos, que no está en la zona alta como se esperaba, ni que sus resultados están siendo los más brillantes y dorados del campeonato. Pero sin embargo, si uno analiza fríamente las cifras (no se olviden que esto del fútbol se trata de ganar o perder) deportivamente el Valencia no está tan mal como se vende desde algunos sectores. ¿Es el mejor equipo del fútbol español está temporada? La respuesta es no. ¿Es el peor? No, tampoco. Pero ahí recae la importancia del análisis.


El Valencia sólo ha perdido 1 partido en 8 jornadas disputadas. Sólo 1 encuentro. ¿Cuál es su hándicap? Los 6 empates que acumulan. Claro que sumar 7 tropiezos (6 empates, 1 derrota) en 8 jornadas es una dinámica lejana a la excelencia, pero los puntos están ahí, y los tropiezos en su mayor volumen son empates, no derrotas. “No estamos tan mal”, que diría Joan Laporta. Es decir, el conjunto valencianista suma 9 de los 24 puntos disputados. A priori, sí, es un balance alejado de sus pretensiones hace unos meses, en agosto, pero de los 15 puntos perdidos sólo 3 fueron consecuencia de una derrota. ¿Puede mejorarse? Totalmente. De hecho, deberán hacerlo si quieren pelear por puestos europeos, pero sin embargo, al mismo tiempo, se está viendo una enorme competencia liguera con tropiezos de todos. El mal no sólo está en Mestalla. El germen no sólo está en la Avenida de Aragón. Si uno mira la clasificación ve que los puestos europeos (tanto Europa League como Champions League está fijada ahora mismo en los 14 puntos) están a sólo 5 puntos.


5bc711fe71bbf_1539772926.jpg


Y algo interesante de comentar. El Valencia ya se ha enfrentado en partido liguero a rivales de identidad como Atlético de Madrid (1-1) y FC Barcelona (1-1), y no ha perdido contra ninguno de ellos. En esas grandes citas, mejor o peor, el equipo valencianista se ha traducido en un equipo productivo, que puntúa, que es capaz de sumar y plantar cara a rivales de considerable potencial deportivo.


¿Está tan mal el Valencia como se cree? ¿La temporada del Valencia es tan trágica como algunas nubes negras artificiales afirman en los aledaños del coliseo valencianista? La respuesta, seguramente, es no.


Hay margen de mejora, tiene una de las mejores plantillas del torneo y los resultados (por raro mediáticamente que parezca) no son tan trágicos como pueden parecer por diversos motivos (sólo 1 derrota en 8 jornadas y los puestos europeos están a sólo 5 puntos).


Por ahora, pese a que parezca lo contrario, en Valencia tienen razones para seguir confiando, para seguir ilusionándose. Eso sí, pocos tropiezos más deben permitirse si realmente quieren seguir aspirando a los objetivos marcados en verano.


Artículo realizado por Esteban Gómez (@mirondo9)