El récord de Maurizio Sarri en su inicio con la Juventus

La victoria en Moscú de la ‘Signora’ en casa del Lokomotiv supone otra confirmación más de que el proyecto turinés está funcionando. Un nuevo gol en los últimos instantes con un futbolista que entra desde el banquillo (Douglas Costa) acaba siendo determinante para el 1-2 final. El preparador napolitano sigue invicto en competición oficial a inicios de noviembre, es líder de la Serie A y además ya está clasificado a octavos de final de Champions League.

5dc5ac38bd4bc_1573235768.jpeg

Esta Juve funciona y sus números llaman la atención sobre todo si se comparan con sus predecesores en el cargo. Por ejemplo, hace exactamente un año Allegri perdía en casa ante el Manchester United en la fase de grupos de la máxima competición continental, una derrota que supuso un punto de inflexión en el juego. El equipo se volvió más reservón y esto se acabó pagando contra el Ajax. Lo cierto es que a pesar de que en los últimos choques el ‘Sarri-ball’ no está funcionando bien, los resultados si están llegando. De hecho, no se lograba la clasificación con dos fechas de antelación a octavos de UCL desde el año 2009. 

 Y es que entre los grandes campeonatos de Europa, la Juventus es la única imbatida. Algo que en la época de los ocho ‘Scudetti’ seguidos solo ocurrió en la temporada 2011/12 (en la que no jugaban competición europea). Pero lo más destacado de las comparaciones con Conte y Allegri son las estadísticas en sus primeros once duelos en Serie A en su primer año: Antonio en 2011 sumó 25 puntos, Massimiliano llegó a 28 mientras Maurizio les supera con 29 unidades. Además, en su primera participación en Europa, Conte y Allegri se clasificaron solo en la última jornada.

 Obviamente la plantilla a disposición en esos años era muy diferente (el 9 de Antonio Conte era Matri y el de Sarri es Cristiano Ronaldo). Argumento que no se puede discutir pero también hay que tener en cuenta la evolución táctica que se está produciendo, la recuperación de jugadores que estaban apartados como Higuaín y Dybala…

A todo esto todavía hay que ver cómo el nuevo proyecto crece con el tiempo y de qué manera se modifica para llegar a tope de forme a la segunda parte de la temporada. Si Conte tenía su 4-2-4 que luego evolucionó a 3-5-2 y Allegri modificaba cada temporada, Sarri ha empezado dando importancia al ‘trequartista’ aunque no es algo inamovible. La gran cantidad de jugadores disponibles en ataque hacen posible varias formas de jugar diferentes aunque siempre propositivas y permitiendo la presión arriba. Habrá que intentar descifrar quién será el emblema en la segunda parte de la temporada de un equipo ganador: Dybala, Douglas Costa, Higuaín, Ramsey, Pjanic y por supuesto Cristiano Ronaldo, todos querrán tener su peso en el campo.