El ‘calciomercato’ del Inter no acaba con Lukaku

La ilusión del verano de los seguidores ‘nerazzurri’ continua creciendo tras la compra de Romelu Lukaku, el centrocampista belga ha elegido ir a la capital de la Lombardía en vez de ir a Turín y esto supone una pequeña victoria sobre la Juventus. Su llegada, junto a la de Conte y la purga que está realizando en la plantilla el nuevo mister hace pensar que este año será el verdadero punto de inflexión para competir por intentar conseguir la Serie A tras casi una década.

5d4dca67700fb_1565379175.png

Los fichajes de Godín, Barella, Sensi, Lazaro y ahora Lukaku hacen subir el nivel técnico del equipo al mando de uno de los mejores preparadores del panorama europeo como ya demostró en Juve, la selección italiana y conquistando la Premier League con el Chelsea. La firma del atacante del United mediante 65 millones de euros y 13 de bonus sirven para encontrar un sustituto de Icardi que aporta físico, experiencia y capacidad para cambiar un partido. La columna vertebral ha sido reforzada.

En cuanto a las cuentas de cuánto ha gastado el presidente Steven Zhang y los dirigentes del Inter: el total supera los 150 millones teniendo en cuenta que Lukaku y Barella suponen las dos compras más caras de la historia del club incluyendo los bonus. Sin embargo, como analiza el medio italiano Calcio e Finanza la relación entre coste del equipo e ingresos actual es del 57%, un dato alto pero aún lejos del 70% permitido por el ‘Fair Play Financiero’. Esto significa que si la propiedad de Nankín cree oportuno hacer una inversión en otro jugador importante (Vidal, Milinkovic-Savic o Dzeko) no estaría incumpliendo ninguna regla. 

Con los cálculos hechos y atendiendo a que el Manchester United no ha dejado salir a Pogba y por tanto no se ha lanzado a por un sustituto, el nuevo nombre de moda en los medios italianos es Milinkovic-Savic. La culpa seguramente la tiene su agente, el ex-jugador Kezman ha confesado que “este año el presidente de la Lazio no está poniendo el muro que sí ejerció el año pasado”. Así, la idea de que una operación salida de Icardi (quizá a la Roma por 30-40 millones) permita la liquidez necesaria para lanzarse a por el centrocampista serbio no es tan descabellada. Marotta se mueve muy bien en el mercado y aunque el periodo de incorporaciones haya finalizado en Inglaterra, en Italia y en el Inter aún queda mucho que contar.