Una casa de apuestas se niega a pagar 30.000$ de ganancias a un jugador

A menudo creemos que la anulación de apuestas o la negativa a pagar las ganancias de una apuesta por parte de las casas es sólo un problema de España, pero se trata de un problema global que ocurre en prácticamente todos los países del mundo. Inglaterra es el más conocido, por el elevado número de casas de apuestas y jugadores. La anulación de una apuesta de 30.000 dólares es el caso más reciente que ha salido a la luz

5daf181e50516_1571756062.png

Gary Smeaton y Kris Shenton son dos fans del rugby que a menudo apostaban en su deporte favorito. Antes de comenzar la temporada 2019 en la Super League (un torneo de prestigio donde participan equipos de Inglaterra, Francia y Canadá) apostaron 129$ a que los Salford Red Devils acababan la temporada en el top5 del campeonato a cuota 9. Para aumentar la cuota, la combinaron con que el jugador Jackson Hastings ganaría el trofeo al jugador de la temporada en la liga, a cuota 26. La cuota total era @234.

Y salió. Los Red Devils acabaron terceros y Hastings recibió el trofeo al mejor jugador de la liga. Sin embargo, la casa de apuestas en cuestión - William Hill, se negó a pagar el premio de más de 30.000$.

La casa de apuestas argumentó que el hecho de que Hastings fuera reconocido como mejor jugador del torneo dependía directamente del éxito de los Salford (ya que es juagdor del equipo). Había una "circunstancia relacionada" entre ambas apuestas, donde si la primera apuesta se acertaba, la segunda tendría altas posibilidades de salir también y la cuota sería mucho más baja

Los representantes de William Hill alegaron que el cajero encargado de aceptar la apuesta de los chicos (se hizo en una casa de apuestas presencial) estaba "dormido" (atontado) y nunca debió aceptarla. También ofrecieron 2197$ a cada apostador, Gary y Kris, cantidad que lógicamente no aceptaron.

Los chicos decían que el premio al mejor jugador no está directamente relacionado con el rendimiento del equipo en el torneo, ya que el premio se determina por votaciones de un jurado especial.

Gary Smeaton y Kris Shenton ya han presentado una demanda ante el IBAS, el organismo independiente y oficial del Reino Unido que se encarga de resolver pleitos y disputas de este tipo entre casas de apuestas y jugadores.

Fuente: Calvin Ayre