Toque de atención

El Atlético de Madrid ha sido eliminado de la Champions League en Octavos y ha “perdido” La Liga a falta de 30 puntos por disputarse. Y no es ningún drama.

No es ningún drama porque el Atlético de Madrid bajaba a Segunda División hace 19 años. Hace 19 años, el Atlético dejaba de estar en el primer plano nacional. Qué decir del panorama europeo. Fueron sólo 2 años, pero qué duros fueron. Y se nos ha olvidado.

Pero cuando se volvió a Primera, no se volvió y de repente, a luchar LaLiga. No. Fueron años donde quedar en Europa era un objetivo complicado, y poder quedar cuartos era un auténtico logro.

El problema es que el Atlético lleva peleándole LaLiga a Madrid y Barsa durante 4 años seguidos, aparte de la que consiguiera conquistar en el propio Camp Nou, y el colchonero de nuevo cuño está malacostumbrado.

Y en Europa, la cosa es peor. Porque parece una decepción caer contra, ojo, la Juve, el mejor equipo de Italia. Es casi una aberración. Es lo que tiene llegar 2 veces a la final en 3 años. O que, en 10 años, se hayan levantado 3 Ligas Europeas (con sus respectivos cambios de nombre) y otras tantas Supercopas. Debe ser que antes, al Atlético, le regalaban todos esos títulos…

Pero ha tenido lugar una alineación cósmica que hace que el Atlético sea candidato a todo cada Agosto. Candidato a todo. Suena grandísimo para los que conocen un poquito de historia del Club. Ahora ya nadie discute la grandeza de un equipo como el Atlético pues, aunque pierda una final, el año que viene estará en el mismo sitio dando la misma guerra. No es un “one-hit-wonder” como pueda ser cualquier equipo que tenga un buen año y compita decentemente un año para, luego, desaparecer del escenario.

5c9356b3b6e9c_1553159859.jpg

Aunque quizá no haya sido una alineación cósmica. Quizá sea algo más terrenal. Quizá tenga nombres y apellidos…y acento argentino. Se le podrán cuestionar mil cosas a Don Diego Pablo Simeone González, pero hay una cosa indiscutible: cogió el equipo cuando un hombre de quien no quiero acordarme había destrozado al equipo y, de pronto, lavado de cara y a competir por lo más grande. Como si fuera lo normal.

Pero tú, atlético de nuevo cuño, atlético que te has subido al carro porque crees que ser del Atlético mola, porque son “de los otros 18”, porque opone resistencia a Madrid y Barsa, te digo: ganar títulos es muy difícil. De hecho, sólo 1 equipo gana el título cada año. Es lo que significa ganador… Si lo tuyo es celebrar victorias sin saberte la historia de tu club, sin reconocer figuras ilustres, sin vivir 90 minutos de tensión continuos, mejor ve y búscate otro club. Porque a los del Atleti el fútbol no nos gusta, el Atleti sí.

Se habrá perdido todo en cuestión de 1 semana, nadie lo niega. Se habrán hecho malos partidos, nadie discute que toque hacer introspección y ver qué cosas se han hecho mal, algo de autocrítica y tomar medidas. Pero eh, esto es el Atleti. ¿Hace 19 años nos hundíamos en el fango y ahora estamos rasgándonos las vestiduras porque el mejor equipo de Italia nos haya eliminado de la competición de clubes más difícil del mundo? No señores, no funciona así la cosa…