MVP de la Premier: una temporada silenciosa que debe tener premio

La Professional Footballers' Association dio a conocer de forma oficial sus candidatos a Jugador del Año en el fútbol inglés: Agüero, Sterling, van Dijk, Hazard, Mané y Bernardo Silva.

Gran protagonismo del Manchester City al sumar el 50% de los candidatos (3 de 6) y con un debate ya abierto que suele nacer cuando se producen este tipo de situaciones. Unos candidatos optando a un galardón y la opinión popular hace acto de presencia asignando méritos (o deméritos) a unos y otros para imponer su punto de vista. Suele ser curioso como, más allá, mucha gente se queda con los ausentes, con los que no están (y que automáticamente se convierten en grandes injusticias), y no se valora realmente a los que oficialmente están. También pasa en las listas de convocados de las selecciones, pero eso es otro tema.

Aquí también nos uniremos a presentar nueva opinión, nuestro candidato, pero sin más. Lean, reflexionen y (si quieren) opinen, pero simplemente se expondrá sin objetivo de cerciorar, de condicionar, y mucho menos molestar.

5cc0414c0c7a4_1556103500.jpg

Raheem Sterling es el hombre. El atacante inglés del Manchester City ha firmado una (silenciosa) espectacular temporada a las órdenes de un Pep Guardiola que ha encontrado en él un complemento excelente de su esquema. Se habla de los goles de Kane, Agüero o Mohamed Salah. Se habla de la magia de Hazard, Bernardo Silva o Eriksen. Pero no se habla del rendimiento silencioso (que no silenciado) de jugadores como Heung Min Son o Sterling. A falta oficialmente del surcoreano, nombraremos al inglés nuestro candidato al galardón.

Reiteramos que Sterling no aparece entre los grandes atacantes del mundo mediáticamente. Sí, todo el mundo sabe que es muy bueno, que sus internadas al área por banda son determinantes, que su juego exterior es explosivo, pero cuando uno piensa en estrellas mundiales cuesta pensar en un primer impulso en el jugador británico. Pero la PFA (formada por los jugadores, por los profesionales del show) ha sido justa para meter en el selecto grupo de candidatos a un Sterling que ha firmado una temporada mayúscula, brillante, rozando la excelencia.

Cifras goleadoras altísimas sin ser delantero centro. Explosividad apurando línea de fondo como los extremos de la antigua usanza. Una alternativa cuando el juego de su equipo se colapsa por el centro (el gran hándicap a veces del juego de toque). Un dinamismo extra que permite a Pep Guardiola de forma muy inteligente tener en Sterling una pieza clave y básica. Sterling es un genio, una perla que lleva varios años disfrutando de la élite pero que todavía tiene 24 años.

5cc0417220a42_1556103538.jpg

¿Merecería Raheem Sterling ser nombrado Jugador del Año por la PFA? Por supuesto. Suele ocurrir algo en estos premios ingleses año tras año. Es una ley no escrita que no se cumple el cien por cien de las veces, pero que se ha convertido en una tendencia a tener en cuenta: el equipo campeón. Ha ocurrido a veces que dos jugadores que han peleado por el título han ganado un punto extra para su elección si ganaban, o no, el campeonato. Y en el caso de Sterling (como Agüero y Bernardo Silva) volverá, parece, a ser importante a tener en cuenta. Si el Manchester City gana la Premier League una temporada más parece que los tres candidatos Sky Blues ganarán peso en el galardón, y evidentemente las opciones de Sterling aumentarán.

Pero tampoco seamos injustos. Sterling ha hecho méritos suficientes para conseguirlo, viene siendo determinante desde la pasada temporada, ha ganado relevancia también en la selección inglesa y su importancia en las islas ha crecido pese a que en Europa cueste todavía colocarle en los primeros puestos mediáticos.

La PFA ha hablado, ha elegido sus candidatos y Raheem Sterling estará entre ellos. El atacante inglés optará a Jugador del Año y a Jugador Joven del Año. Pase lo que pase, parece ser que se llevará uno u otro galardón. Suele ocurrir.