La vulnerable defensa del Napoli y sus posibles causas

En el pasado verano, Ancelotti pidió un refuerzo de garantías en defensa después de la marcha de Raúl Albiol al Villarreal, fue entonces cuando el presidente De Laurentiis se lanzó a por un recambio con experiencia que estuviera al nivel consiguiendo firmar a Kostas Manolas. Además, también llegó Di Lorenzo para apuntalar el lateral derecho en el que también actúa el albanés Hysaj. Con estas llegadas y hombres como Koulibaly, Mario Rui y Maksimovic el nivel debería estar garantizado. Sin embargo, con casi de un cuarto de campeonato ya jugado, los números muestran 15 goles recibidos en 11 duelos (1,3 por cada noventa minutos). Una estadística que empieza a ser muy preocupante ya que el equipo ha sumado 7 puntos menos en Serie A respecto al año pasado.

5dc19cfb8bbfa_1572969723.jpg

La impresión es que este rendimiento negativo no se la esperaba nadie, ni siquiera el veterano preparador de los ‘partenopei’. Y es que la pareja de centrales titulares Koulibaly-Manolas debería ser un ‘muro’ gracias a su gran envergadura física. Pero nada más lejos de la realidad, el bajo rendimiento de ambos jugadores están comprometiendo la temporada. En especial del senegalés que había sido objeto de deseo de grandes clubes europeos en los meses de julio y agosto. Tanto es así que se afirmó que llegaron a rechazar ofertas de hasta 100 millones de euros por el defensor. Kalidou ha pasado de ser un referente en su posición a cometer fallos de posición, entradas fuera de tiempo y actuar con demasiado nerviosismo. El ejemplo claro fue el ‘autgol’ que se hizo contra la Juve. Todo el mundo lo tiene claro en el club: desde que volvió de la Copa de África el pasado verano no ha vuelto a ser el mismo. La hipótesis que manejan los medios italianos es que la labor de Albiol era mucho más importante de lo que parecía desde fuera. Las coberturas a su compañero y la tranquilidad que aportaba en la línea de atrás han desaparecido y al final esto provoca errores.

 El otro sector señalado en este bajo rendimiento es el lateral izquierdo. Una posición que normalmente ocupaba Ghoulam pero que tras varias lesiones parece que se ha quedado fuera del proyecto. La vuelta de Mario Rui tampoco ha mejorado la situación ya que contra la Roma en el pasado fin de semana no pudo frenar a Spinazzola y Zaniolo en un nuevo encuentro con dos goles encajados. De esta manera, Ancelotti se ha encontrado con un equipo que atrás no ejerce las garantías de hace un año y es por eso que en los duelos en los que no acaban anotando 2-3 goles los partidos se les atragantan. 

Aunque de forma paradójica en Champions League, que es donde los delanteros suelen estar más en forma, los números son mejores: imbatidos ante Liverpool y Genk fuera de casa, recibieron 2 tantos ante el Salzburg que fueron capaces de anular en el 2-3 final. Veremos como evoluciona una plantilla que está llamada a pasar sin demasiados problemas a octavos de final de la máxima competición europea y en Serie A a estar arriba junto Inter y Juve. Lo que está claro es que si los señalados no se despiertan, en el mercado de enero habrá refuerzos.