El Yin y el Yang de La Liga 2018

thumb_5aead5ffb263e_1525339647.jpg


Barcelona: campeonísimo de Copa y Liga. Jugando feo como un dolor, Messidependientes hasta la médula, Suárez no ha existido, ridículo en Roma e Iniesta se va. Casi 300 millones gastados en fichar a Dembélé y Coutinho y si bien el primero apuntaba maneras de tronco importante, al segundo aún se le esperaba con ganas. Seguimos esperando que se baje del avión y empiece a jugar como en el Liverpool más allá de 4 destellos de la grandísima clase que atesora. ¿Lo mejor del Barcelona? Que Valverde es un señor con las ideas muy claras, un grandísimo gestor de vestuarios y que pese al mal año futbolístico, han levantado 2 trofeos.


Atlético de Madrid: plantilla de 15 jugadores a la que en Enero incorporas a Costa y Vitolo y dejas ir a Gaitán y Carrasco que si bien no aportaban demasiado, al menos habrían dado minutos de descanso en Liga a los importantes. Aún estamos esperando que Costa sea el Costa que vimos contra el Getafe de gol, pelea, me voy con los ultras y me expulsan. La pantera de Lagarto, más gatito que nunca. Y lo de Vitolo es para analizarlo con calma. 40 millones por un tipo que necesitó 4 meses con el equipo para entrar en la dinámica. Para estudiar. Fútbol horrible, malos planteamientos, ataques de entrenador de un Cholo que se ha visto algo perdido en ocasiones y la tontería de Griezmann tonteando con cualquiera. La temporada, pese a todo, no es mala: por delante del Madrid y a un pasito de hacer algo digno en Europa tras el estropicio del Qarabag en UCL.


Real Madrid: ya no hay BBC por fin, Zidane se ha dado cuenta que lo de Bale era insostenible y que Benzemá, aunque sea muy malo, a veces te suma cositas…pero a veces. La pésima temporada en Liga y Copa la van a maquillar con la tredécima como dicen algunos “periodistas”. Porque la van a ganar. Cuenta la leyenda que alguna vez perdieron una final estos cabrones, pero nadie con menos de 40 años sabe decirte cuándo fue. Como todos los años, lo mejor del Madrid han sido los fichajes adjudicados, como Kepa, Neymar y otras lindezas que tocará ver qué sucede en verano. A ver si el año que viene deciden jugar algo en Liga o van a por la cuarta seguida…


Valencia: cuando tienes un equipo para competir, al menos, UEL, se vive muy bien teniendo Liga y Copa. Nadie puede ponerles un pero a Marcelino y su Valencia, faltaría más: coge un club en la más absoluta mierda, le hace parecer un equipo, se inventa a un Guedes espectacular, hace de Rodrigo un convocable para un Mundial y deja al Valencia en UCL para el año que viene. Chapeau. El problema será el año que viene, que le limpiarán media plantilla y le tocará rehacerse…teniendo que jugar Domingo-Miércoles-Domingo. Y todo esto, con el señor Lim y su particular puente aéreo Singapur-Manises.


Real Betis: me pongo de pie comiéndome mis palabras mientras aplaudo a Quique Setién hasta que choque metacarpo contra metacarpo. Meter al Betis en competición europea con la lucha que hay por meterse en esas 2-3 plazas es francamente impresionante. Joaquín y su juventud 3.0 también ha contribuido, pero creo que la clave ha sido un Bartra que ha llegado para convertirse en dueño y señor de una defensa que parece creada para él. Podría ponerle el pero encajar 54 goles, más que el Málaga (descendido) y tan sólo por detrás de Las Palmas, Dépor y Real Sociedad. ¡Pero qué narices! ¡Están quintos! Han sabido rentabilizar los goles que marcaban. Suficiente han hecho. Bravo.


Villarreal: la salida de Bakambú cortó un crecimiento con muy buena pinta. Apuntaban alto, poniéndole las cosas difíciles a equipos de calidad. Cuando sonaba la vuelta de Gerard Moreno no parecía mal sustituto. Pero la realidad fue diferente y decepcionante. La segunda vuelta del Villarreal es bastante pobre y mejorable. Sin embargo, ahí están, metidos en Europa, aunque aún no lo tengan certificado del todo. El año que viene tendrán que reinventarse, como todos los años prácticamente, porque la salida de Rodri les quita un jugadorazo, clave en todos los onces, y puede haber más salidas y con el mismo destino. Tocará ver qué conejo se sacan de la chistera este verano para reconducir la situación y formar una plantilla que pueda competir dignamente en Europa, no como este curso.


Getafe: recién ascendidos y en plena lucha por Europa con 1 punto de ventaja sobre sus perseguidores en lo que será una minitemporada de 9 puntos. ¿Qué se puede decir? Impecable. Un fútbol que ha recibido muchas críticas durante toda la temporada por ser feo, brusco e infumable. Posiblemente, todos los que lo criticaran fueran por detrás en el marcador y viendo como su equipo no sabía por dónde meterle mano a la portería de Guaita. Como el Betis, imposible decir nada en contra de un equipo que ha dado el 110% de lo que tenían.


Sevilla: si empiezo, no termino. Pésimo año que sólo pueden salvar por el meneo que le pegan al Atlético en Copa y por decir que llegaron a Cuartos de UCL y a la Final de Copa. Pero que no se engañen: el año es una mierda. Cambios de entrenador, inventos en el campo, fichajes de chiste, la tontería con N’Zonzi, el repaso del Betis en el derbi (y ojo, que queda otro). Tienen toda la pinta de quedar fuera de Europa y casi que hasta les viene bien. Creo que cualquier sevillista de pro solamente tiene una cosa en la cabeza al acostarse: Monchi, vuelve, por favor.


Girona: prácticamente un copia y pega del Getafe, cambiando el estilo de juego por algo más ofensivo y disfrutón. Ganó al Madrid, le empató los dos partidos al Aleti, puso el culo contra el Barsa…vamos, como el Espanyol pero al revés. Ser la cantera del City también ayuda. Parece que les van a desmontar el equipo en verano, así que tocará ver si Machín mantiene el armazón que tantos logros le ha rendido o tendrá que dejar el esquema a un lado y normalizarse. Pero el curso 2017-2018 ha sido excelso, magnífico e irreprochable.


Real Sociedad: cerramos la primera entrega con un equipo al que cuesta evaluar. Muy fluctuante durante toda la temporada, cambios constantes en las alineaciones y resultados, muy irregular y poco fiable. Ahora ha llegado Alguacil y parecen la Naranja Mecánica. Pero la temporada es regulera, la verdad. Lo mejor de su año es el pésimo año del Athletic, al que ya le pegaremos un buen palito en la próxima entrega.


Celta, Eiba, Alavés, Athletic, Espanyol, Leganés, Levante, Dépor, U.D y Málaga, tranquilos, que os tocará en breves.