El Barça sale vivo de Anoeta

El Barça vuelve a pinchar en Anoeta y se deja tres puntos vitales de cara al derbi del próximo sábado.
 


El maleficio de Anoeta continúa, San Sebastián se ha convertido en una pesadilla para los blaugrana, 9 años después el Barça sigue sin conseguir la victoria, y la de ayer más allá del resultado generó muchas dudas.

Por momentos parecía que ambos equipos se habían cambiado la camiseta, la Real Sociedad empezó el partido con una presión asfixiante sin balón y con posesiones largas con el balón en los pies que desdibujaban la retaguardia azulgrana. Illarra, que ha recuperado su mejor versión, fue dueño y señor del centro del campo.

El Barça partido en dos no conseguía encontrar a Messi, Neymar y Suárez, menos participativos que nunca. Rakitic y André Gomes no consiguieron imponerse a un centro del campo de la Real que ganaba todos los balones divididos y que fue el que marcó el tiempo del partido.

El conjunto donostiarra acumulaba ocasiones pero no conseguía superar la meta de Ter Stegen. Así terminó el primer tiempo, el gesto de Luis Enrique echándose las manos a la cabeza, resumía a las mil maravillas lo que había sido el primer tiempo ¿Conseguirían reaccionar en la segunda parte?

Aún estaban acomodándose los aficionados en sus sillas cuando William José puso por delante a la Real Sociedad, 1-0. El partido seguía controlado por la Real, pero el Barça tiene mucha pólvora en ataque, cuando menos lo esperaban apareció Messi, tras una galopada de Neymar recibió dentro del aérea y supero la meta de Rulli con un potente disparo. 1-1, parecía que el Barça despertaba.

Poco le duró al Barça ese ritmo, la Real pudo ganar, un gol anulado a Juanmi enfadó a Anoeta. Los de Luis Enrique respiraron, más allá del empate el partido deja sensaciones muy negativas de cara al derbi.