A vueltas con el VAR para tapar vergüenzas. Versión 2.0

Toda la polémica causada con el VAR ha tenido su lado positivo para un equipo tras el derbi del sábado. Con tanta gente hablando de los errores arbitrales y la falta de unanimidad de criterio, poco se ha hablado de lo que realmente debería importar en el Cerro del Espino: el Atlético sólo jugó los 15 primeros minutos.


5c62dd85ed2b7_1549983109.jpg


Ya van varios partidos en los que el Atlético rinde por debajo de su nivel esperado. A las ausencias de Koke y Costa, el sábado se debía sumar la de Rodri, a última hora. Sin ellos 3, el once del Atlético flojeaba, y de qué manera. Que los Correa o Lemar sean titulares por decreto ley cuando están lejos de su rendimiento óptimo solamente repercute en el juego de su equipo, pues su aportación ofensiva suele estar por debajo de lo habitual. Al menos, Juanfran ya ha perdido del todo el monopolio del Lateral Derecho en favor de un Arias que ha demostrado rendir mucho mejor. Pero no todo puede sustentarse entre Oblak y Griezmann…


Pero el problema del Atlético viene de lejos. No es sólo encadenar dos derrotas seguidas en Liga, errores arbitrales o no mediante. No es sólo caer eliminados en Copa contra un Girona muy poco competitivo, quizá el peor en los dos años que llevan en Primera. Es esa sensación de que, cada vez que pudieron acercarse al liderato, les pudo el canguelo y perdieron puntos. Si el Barsa pinchaba antes y empataba, ahí iba de cabeza el Atlético, derechitos a perder su partido. Si al Barsa se le lesionaba Messi y tenía por delante un partido complicado, no eran capaces de pasar de las tablas y permitían a los de Valverde salir al campo con una tranquilidad supina.


Así que, cuando el núcleo gordo de las competiciones llega, se ven apeados en una, sobrepasados en otra y enfrentados a un rival muy difícil en la tercera.  


5c62a7c8f2f4e_1549969352.jpg


Para ello, será necesario recuperar a los caídos, sobre todo a un Koke sin el que no hay rumbo ni nadie al timón en el campo. Muchas veces infravalorado, uno sólo es consciente de su relevancia cuando falta y surgen comentarios como “¿y quién saca la pelota desde la defensa?”. Pero sólo con eso no bastaría. Hará falta un cambio de mentalidad en el Cholo, que está tomando decisiones difíciles de comprender en muchos encuentros. También un cambio en la preparación física, que se ha llevado por delante demasiados jugadores por problemas musculares.


Con la final de la UCL en casa esperando en Mayo, es el momento de ponerse las pilas. La Copa se perdió por andar haciendo el imbécil quitando al mejor portero del mundo. La Liga puede olvidarse uno de ella, con un Barsa que suma sin jugar bien y un Madrid remozado que te ha adelantado, no es tu año. Toca focalizarse en la Champions League y, para ello, hay que empezar a jugar al fútbol y dejar de llorar por el VAR.