Las señales positivas de la nueva Roma de Fonseca

Por primera vez en seis años, la parte ‘giallorossa’ de la capital de Italia no va a disfrutar de la Champions League. El ciclo de Di Francesco acabó de forma abrupta el año pasado y Ranieri en los pocos partidos que tuvo a disposición no logró meter al equipo entre los cuatro primeros de la tabla (lugar que si alcanzó la sorprendente Atalanta de Gasperini). Esto hizo que se crear una revolución en la sociedad que empezaba por asignar a un nuevo preparador el nuevo estilo de juego: Paulo Fonseca. Además salieron pesos pesados como De Rossi y Manolas.

5d5272e092f31_1565684448.jpg

La idea de la dirigencia de la Roma era proseguir con el juego eléctrico que en la primera etapa de Di Francesco funcionó hasta llevarles a semifinales de Champions y en ese perfil encajaba perfectamente el técnico que estaba en Shakhtar Donetsk. Transiciones defensa-ataque muy rápidas, presión arriba y un esquema 4231 que permite aprovechar al máximo los centrocampista de largo recorrido de los que dispone la ‘loba’. 

El técnico portugués sabe que en su plantilla tiene futbolistas que al espacio pueden ser letales: Cengiz Under, Kluivert, Perotti y sobre todo Zaniolo. El ‘trequartista’ de 20 años mostró su calidad en el amistoso contra el Real Madrid, demostró que jugando con libertad detrás del delantero puede ser letal para las defensas rivales. Así fue en el 1-1 (el encuentro acabó 2-2) en el que logró driblar a Varane con aparente facilidad. Para esto es muy importante que el doble pivote formado por Cristante-Pellegrini se mantenga por detrás para lanzarle a campo abierto mientras que el delantero centro (Dzeko por ahora) efectúe movimientos de arrastre. La potenciación de Zaniolo y su permanencia en el equipo puede ser el mejor equipo de este año. Además, sumado a unos mecanismos de juego muy bien definidos pueden suponer un crecimiento exponencial del chaval de Massa. 

La identidad parece clara y los jugadores la tienen asumida pero aún falta reforzar más la plantilla. La llegada de Mancini de Atalanta para sustituir a Manolas no parece suficiente y el director deportivo Petrachi está intentando cerrar la llegada de Daniele Rugani de la Juventus. Por otro lado queda la incógnita de la salida de Dzeko y quién puede llegar en su lugar. Los seguidores esperan que si el bosnio salga llegue un Icardi con ganas de reivindicarse y si no un Gonzalo Higuaín que pueda repetir las cifras goleadoras que se vivió en el Napoli. Aunque lo importante a pocos más de una semana de que empiece la nueva temporada de Serie A es que Fonseca tiene las ideas claras. La nueva etapa puede dar comienzo.