El Milan empieza de nuevo otra vez… ahora con Pioli

El proyecto de Marco Giampaolo en el ‘Diavolo’ apenas ha durado poco más de dos meses. De nada sirvió ganar in extremis al Genoa como visitante 1-2 en última jornada antes del parón, al final tres victorias y cuatro derrotas con una media 1.29 puntos/partido. El juego del equipo no ilusiona, los jugadores claves como Piatek o Suso no se han adaptado al sistema de juego y la dirigencia se ha hartado. Paolo Maldini y Boban han buscado rápidamente una alternativa para remontar el vuelo: Stefano Pioli. Un perfil que no convence a la afición.

5d9f8bf5c8284_1570737141.png

Al final de la temporada pasada muchos pensaban que Gattuso no lo había hecho del todo mal teniendo en cuenta los mimbres que le habían dado. Gennaro conocía cada rincón de Milanello y sabía cómo involucrar a los jugadores en la causa pero se quedaron a un gol de acabar cuartos en la tabla y el ex-centrocampista es un hombre de palabra: no se consiguió el objetivo, y por ello dimitió. En verano tocó pasar página y buscar un perfil económico que pudiera potenciar a una plantilla centrada en futbolistas jóvenes. Es por eso se pensó en el preparador de la Sampdoria que realizó una óptima campaña apoyada en Praet, Linetty y pero también en Quagliarella.

 El problema surgió desde el inicio: el nuevo mister no utiliza las bandas y prefiere jugar por dentro. De esta manera jugadores como Suso, Çalhanoglu, Rebic, Castillejo o Leao tenían que readaptarse. Del mismo modo su mejor delantero: Piatek perdía los balones centrados al área, su especialidad para anotar. Con el tiempo estos dilemas se han ido acrecentando y las derrotas claras contra Inter y Fiorentina mostraron que el plan no funcionaba. El entrenador iba por un lado y los jugadores por otro. Por eso, independientemente del siguiente partido, la suerte estaba echada, había que buscar un sustituto.

Los dirigentes ‘rossoneri’ evaluaron el mercado con calma y en primer lugar decidieron que podrían contratar a Spalletti. Al fin y al cabo tiene carácter y metió al Inter en Champions tras varias campañas. Sin embargo, un problema relacionado con el finiquito con los ‘nerazzurri’ impidió su fichaje. Así que a última hora la sensación que queda es que se tienen que conformar con un discutido Stefano Pioli. El preparador ex-Lazio, ex-Fiorentina y también ex-Inter no ha convencido con sus resultados allí dónde ha estado aunque es un hombre dialogante y suele hacer buena comunión con los vestuarios y tampoco ha hecho desastres. Aún así, los seguidores del Milan no están nada contentos con la decisión. Primero porque no llega un técnico con garantías para remontar la situación y segundo, porque el ‘parmiggiano’ ha declarado públicamente su amor por el otro equipo de la ciudad. No se confía en que un ‘interista’ declarado saqué al equipo de un abismo sin fin. Por eso las redes sociales se han llenado del hastag #PioliOut de ‘tifosi’ cabreados que ya no aguantan más tras una decenio terrible.