Conte pide más jugadores para ser competitivo

El Inter de Milán sigue en lo alto de la tabla de la Serie A. Tras ganar al Brescia se ha recuperado del traspiés que supuso empatar contra el Parma en casa (2-2) y que evitó que se recuperase la ventaja con la Juventus que se dejó dos puntos horas antes en Lecce (1-1) el pasado sábado. Al final de aquel choque el entrenador de los ‘nerazzurri’ salió ante los medios lamentándose de los pocos mimbres que tiene para que su proyecto tenga éxito, el mensaje era claro: necesita una plantilla mucho más amplía.

 5dbc03c1aaa11_1572602817.png

Entre el mes de octubre y de noviembre, entre un parón de selecciones y otro, el equipo de Antonio Conte disputará 7 partidos en 20 días. Un ritmo “que no es normal” según el preparador del equipo lombardo. Esto ha llevado que jugadores que están realizando un papel destacado en el inicio de temporada cometan fallos claves. Es el caso de Marcelo Brozovic, nuevo ‘regista’ del equipo cometió errores graves en el último duelo en casa que permitió a los rivales anotar. Es lo que tiene jugar todos los minutos -dice su jefe-  que el cansancio te hace bajar la precisión. En este contexto, la lesión de Sensi condiciona mucho un centro del campo en el que tampoco está Vecino y en el que Borja Valero no tiene el ritmo adecuado para el proyecto actual (según lo mostrado por el técnico de Lecce).

 Volviendo a la jornada entre semana, el Inter ganó al Brescia (1-2) sufriendo muchísimo en una segunda parte en la que los locales dominaron y tuvieron ocasiones suficientes para empatar y ganar el partido. El muro de Handanovic aguantó y el entrenador ‘nerazzurri’ repitió el discurso de días atrás: “Cuarto partido en nueve días. ¿Hemos jugado mal? Me da igual, decid lo que queráis, no me interesa.... nosotros disfrutamos los 3 puntos. Los chicos están haciendo cosas extraordinarias sin apenas recuperación”. Y es que hasta  el próximo parón no habrá partidos tranquilos para la ‘beneamata’ ya que el fin de semana tendrá que ir a Bolonia, después a Dortmund en Champions y por último recibirá al Verona. Luego será el turno para la semana de selecciones en la que esperan que no haya más malas noticias como la que llegó hace mes con el infortunio de Alexis Sánchez.

La sensación en este primer tramo de la temporada es que no hay margen para el error, cada punto puede ser decisivo desde ya. Por eso, para tener un delantero más en la plantilla, Conte pidió al chaval Sebastiano Esposito que renunciará a jugar el Mundial sub17 para que les diera una mano en ataque y pudiera dar descanso a Lukaku y Lautaro. Pero esto no es suficiente. Además de un delantero, el técnico pide a más jugadores en el centro del campo. Marotta ya ha prometido refuerzos y la prensa italiana avanza que habrá un nuevo intento de negociación con el Barcelona por Arturo Vidal. Si no sale, el plan B sería un Nemanja Matić con poco espacio en el Manchester United. Lo que está claro es que la sociedad va a intentar contentar al líder del nuevo proyecto, todo para intentar quitar el Scudetto a la Juventus.