¿Qué es el payout en las apuestas deportivas?

El payout, pay-out o, en función de qué podcast, “paioú”, es un término económico que se aplica en varios campos, tales como la bolsa, los consejos de administración de cualquier empresa o… las apuestas. Consiste, dicho en lenguaje llano, en un porcentaje que representa la parte de los beneficios que se destina al pago de dividendos. Aplicado a las apuestas, la parte de todo el dinero apostado que se destina a saldar las apuestas ganadoras, sea el signo que sea.

Pero esa es la forma “positiva” de ver el asunto, porque la forma habitual de verla es como la parte de lo que se apuesta que la bookie, sí o sí, se lleva. Sin embargo, esta forma de entender el payout es incorrecta, dado que estaríamos hablando de overround. Pero, como vemos, de uno se entiende el otro y al final, vienen a significar algo bastante parecido: cuánto dinero apostado ponen las bookies en juego realmente.

Pero, como ciertos aspectos técnicos se entienden mejor con números, allá vamos con un ejemplo:

Cuotas de una conocida bookie a ganadores de la final de UCL, 1-X-2:

Pronóstico

Cuota

Tottenham 4.20
Empate 3.60
Liverpool 1.95

Sin embargo, con estas cifras, no hacemos nada. Hay que pasarlas a porcentajes:

Tottenham ->23,809%

Empate ->  27,777%

Liverpool -> 51,282%

Pero… un momento… 23,809+27,777+51,282… ¡eso da más de 100!

Concretamente, 102,868%. Así pues, lo que se observa con esas cuotas es que la casa estima las probabilidades de cada suceso, en este caso, con un 2,868% de margen que se sacan “de la manga”. Casi un 3% que se corresponde exactamente con lo que perderíamos sistemáticamente si apostásemos repartiendo nuestro dinero a los 3 eventos de forma proporcional al beneficio esperado.

Con esto en mente, tenemos que replantearnos la estrategia cuando apostamos… ¿o realmente no? Habitualmente, se ha dicho que se deben volver a calcular las cuotas con el payout real para saber exactamente qué porcentaje te está dando la casa de apuestas, así que vamos a hacer el cambio:

Tottenham @4,2 -> 4,2*0,972 = 4,0824 -> 24,495%

Empate @3,6 -> 3,6*0,972 = 3,4992 -> 28,577%

Liverpool @1,95 -> 1,95*0,972 = 1,8954 -> 52,759%

Podemos observar que con payouts del 97%(0.972), como es el caso, los porcentajes apenas sufren modificaciones. Por lo tanto, ¿es realmente necesario hacer todo este follón para apostar mejor?

Posiblemente no sea necesario. Si nuestra estimación va a verse afectada por una oscilación de 0,5-1% fruto de payouts superiores al 95, posiblemente el fallo esté en nuestra estimación.

Quizá lo que hubiera que hacer es tener controlado el mercado y hacer esto periódicamente, saber qué ligas y mercados se pagan con un payout superior y cuáles con uno inferior para saber dónde se puede ganar dinero más fácilmente y dónde el payout es tan bajo que convierte en toda una epopeya el ganarle dinero a las bookies.

O, directamente, podemos confiar en los cálculos que nos hacen webs como Oddsportal, donde se ofrece el payout en una columna propia, agrupada tanto por línea concreta como por bookie dentro de cada mercado.

Así pues, tras esta entrada, conocéis un nuevo término, sabéis calcularlo y es decisión vuestra complicaros y calcularlo para cada apuesta, controlarlo de forma periódica o, directamente, no tenerlo en cuenta en vuestras estimaciones.